No podemos hacer otra cosa!!, ¿cómo? …

Fijemonos en lo realmente importante

En esto últimos tiempos se escucha con demasiada frecuencia la frase, estamos haciendo lo único que podemos hacer. Siempre me sorprendió que alguien pronunciara estas palabras pues me pareció la máxima expresión de incapacidad, pues la ausencia de alternativa cuando se toman decisiones quiere decir, que el problema no está bien definido, que existe una presión “dictatorial” que provoca esa única alternativa o que la persona encargada de tomar la decisión no posee la capacidad, en su sentido más amplio, suficiente para encontrar alternativas para esa función.

En España pasamos por momentos muy complicados, incluso de peor previsión que otros países, aunque en mejor situación que algún otro. Es completamente cierto, que quien dispone del dinero necesario para nuestra recuperación no se fía mucho de nuestro país y ejerce una presión dura en un sentido contrapuesto a los intereses de los españoles, todo ello es cierto, pero no podemos acudir al tópico de “no podemos hacer otra cosa”.

Cuando nos disponemos a buscar soluciones a  problemas como los que padece España, en ningún caso será fácil, ni cómodo hallar esas soluciones. Pero para encontrar soluciones lo primero que se debe hacer es definir el problema, si España cree que tiene un problema de dinero, peor dicho, de ausencia de él, las solucione que encuentren solo conseguirán parchea la situación, pero en breve estaremos en las mismas. España tiene, en la actualidad un problema social, causado por la disminución de ingresos eso sí, pero el problema lo tienen los ciudadanos de España, falta de trabajo, disminución de beneficios sociales, pérdida de calidad en los servicios, en definitiva que los españoles vivimos mucho peor que hace unos años. Ante este escenario si las soluciones pasan por la austeridad sin sentido, solo conseguiremos alargar la muerte de un sistema que hasta hace poco no nos parecía demasiado malo y que parecía que trataba bien a la mayoría de personas. De todas manera será determinante  los valores que posean  los dirigentes marquen el encontrar soluciones, si planteamos que lo importante es el dinero y sus gestión, encontraremos soluciones que provocaran la gran diferencia entre pobres y ricos, acabara con una clase media que es la que da respiro a las sociedades, colchón de remanso y sobre todo entraremos en un escenario de diferencias que favorecerán movimientos muy habituales en otros tiempos, que nadie queremos que se reproduzcan. En mi opinión las soluciones tienen que pasar por las personas, o mejor dicho, creo que toda decisión que se tome hay que pensar prioritariamente que repercusión va a tener en los colectivos, como va ayudar a una mejor forma de vida para estas personas.  Soluciones donde no se cuente con el ciudadano y su nivel de vida, serán chispa de problemas, de otros mucho más gordos y graves. En ocasiones escuchando a políticos y tertulianos de vida solucionada, me da la impresión que no somos consciente del momento que en la actualidad vivimos, ni de lo mal que lo están pasando mucha gente, cada vez más gente, las soluciones tiene que dar esperanza a todas esas personas. No se trata de salir de esta a cualquier precio, se trata de salir de esta, todos juntos y sin cadáveres, si eso significa más tiempo para cumplir con la deuda, más dinero, más deuda,  siempre será mejor que tener un mayor número de personas sin proyectos de vida o menos personas. Si tuviésemos  más presente lo efímeros y débiles que somos, creo que daríamos más importancia a lo realmente importante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s