Ética en los negocios sí, pero menos en época de crisis

Imagen:elmatinercarli.blogspot.com
Imagen:elmatinercarli.blogspot.com

En el año 2006, época de bonanza económica como saben, el curso más demandado por las empresas fue el de ética en los negocios. Curioso!, no les parece?. Sin embargo esa pretensión ha decaído a medida que la crisis se fue instaurando en nuestra economía. Pero no solo ese dato puede despertar cierta curiosidad, es mucho más significativo como en esta misma época, la de época de crisis, comprobar cómo ha aumentado de manera importante los actos poco éticos de muchas organizaciones.
Esto me lleva a una reflexión/conclusión que no se si compartirán, y es que la ética en los negocios está bien preocuparse por ella cuando todo va bien, cuando no es complicado hacer negocios, cuando todo está de cara, mientras que cuando la situación se recrudece, se vende menos, podemos o de hecho se prescinde más del concepto ético.
¿Realmente que significa ser ético en los negocios?, no sé exactamente que pensaran y es probable que cada cual tengamos nuestra forma de entender esto, pero para mí ser ético significa cumplir con minuciosidad la normativa legal/social/económica que rige el desarrollo de los negocios en un primer lugar, para posteriormente, y aquí es donde viene el valor añadido de las empresas realmente éticas, que nuestro comportamiento empresarial haga sentirse orgullosos a todos los que se relacionan con nuestra organización, fundamentalmente los que son la causa principal de nuestro negocio, y las personas y/o entidades que se ven afectados por nuestro modelo de negocio . Bien bajo esta definición es fácil concluir por que en épocas de “vacas flacas”, es fácil que muchas empresas hagan saltar su ética “por la ventana”. La ética no se lleva bien con mejores resultados, esa es la premisa miope que poseen las organizaciones incapaces, aquellas cuyo modelo de negocio no se fundamentan o sostiene en ventajas competitivas sólidas, éticas y estéticas. Este tipo de empresa que descuida aspectos éticos en la época de crisis son las empresas que no aportan valor a la sociedad, son las organizaciones de las que puede prescindir cualquier sociedad, pues restan más que aportan, desigualdades sociales, explotación, infringen normativa sanitaria o de seguridad, generan ambientes viciados, no se preocupan de nocivas consecuencias, denostan la clase empresarial y sus dirigentes, fraude fiscal, no aportan mejoras solidarias para con la sociedad, tráfico de influencias, en fin todo lo que se le pueda ocurrir y que crea que no es muy ético. Es muy significativo que suelen ser dirigidas las empresas poco éticas, por directivos de carácter muy a corto plazo (aquí y ahora), con pocos escrúpulos, donde generar valor para los accionistas esta por encima de crear valor de la sociedad (de quien vive la empresa), pero el valor más importante y que más ocupa a este directivo es el suyo propio. En épocas de bonanza suelen ser líderes incluso premiados por sus resultados, pero que ante la adversidad y cuando se requiere capacidad para trabajar de forma diferente para alcanzar los mismos buenos resultados, ante nuevas situaciones, acceden a “los caminos” más cómodos y cortos para alcanzarlos, estos resultados casi siempre se suelen cifrar en dinero a corto plazo. Y ya saben lo volátil y “dúctil” que se puede convertir un comportamiento, cuando solo se trata de conseguir dinero. Están las cárceles llenas de este tipo de directivos y lo que queda por ver.
Pues bien, permítame comentarle que entiendo que la que la ética en los negocios no solo es recomendable para la sociedad, para la empresa, para los trabajadores, para los clientes, sino que además creo que es muy rentable. Está en la conciencia social de nuestra comunidad, por experiencia, desgraciadamente, que las empresas se comportaran de manera poco ética cuando vienen tiempos difíciles, y que por tanto se “relajaran” un poco en sus comportamientos y valores éticos. Esto es lo que espera los prejuicios sociales, por lo tanto la organización que insista en ser muy riguroso en el establecimiento de dicho valores y en la plasmación de comportamiento coherentes con esos valores y que se gane la confianza de esa comunidad, obtendrá ventajas competitivas de interés, que sin duda garantizaran mejores resultados de todo tipo para la empresa, económicos, de marca , sociales, de credibilidad, notoriedad, etc,. La sociedad está reclamando a voces, o al menos en gran parte de ella, ese compromiso de las instituciones en general y de las empresas en particular, con valores aceptados como éticos. Piden poder confiar en las compañías que les provee de productos y servicios y en las palabras de sus directivos, que se aleje la mentira en el formato que sea del proceso de comercialización, donde todo vale por una venta. Es por ello que pienso que la compañía que apueste por la ética como ventaja competitiva, podrá diferenciarse con verdadera distancia del resto de competidores y con algo importante, esa ventaja competitiva es de difícil imitación en el fondo. De igual manera no es fácil para el empresario que se sitúe en este posicionamiento ético, pues para no caer en el fracaso, para ser éticos en los negocios y sobrevivir, ha de tener capacidad organizacional, talento en la empresa que sea capaz de superar las dificultades que siempre presenta lo bueno, lo valido, lo conveniente. La ética en los negocios es rentable aún más en época de crisis, y en esta crisis se presenta como un valor esencial para salir de ella.

Imagen:contandoconvalores.blogspot.com
Imagen:contandoconvalores.blogspot.com

Rafael Cera
@rafacera
http://about.me/rafacera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s