Sin posibilidades de ganar, de seguir gestionando así el talento

Imagen: ciclog.blogspot.com
Imagen: ciclog.blogspot.com

Es un tema recurrente, aunque es paradójico que por mucho que se hable de él, no parece que se tomen medidas en inclusión en la solución de los problemas. Me refiero al TALENTO, al talento individual y al talento colectivo que poseen las organizaciones. Ya hace algunos años escribía sobre este tema, basándome en el talento individual, así como en el talento colectivo, unos años después y una crisis profunda de por medio, el talento sigue siendo algo del que todo el mundo habla, pero que pocos apuestan por concederle la relevancia que se merece.


Son muy variados los problemas en los que ha derivado la crisis económica, diferencias sociales, pérdida de recursos, austeridad, recortes en los servicios sociales, muchos y muy variadas las consecuencias de esta crisis. Tras observar los agentes y responsables encargados para solucionar esta situación, los encargados de mitigar o reconducir la crisis, advierto, que el TALENTO no es una alternativa o posibilidad para solucionar estos problemas. No voy a definir talento pues ya lo hice en los artículos comentados anteriormente, pero si me sorprende sobremanera que se menosprecie a personas que son capaces de dar respuestas a toda la problemática existentes. Esto es un escenario que no solo es visible a nivel social o político, sino que en las empresas se da igualmente, y que no siempre se pone al cargo de una responsabilidad a la persona más capacitada y con más talento para dicha función sino que existen otros parámetros que designan la ocupación de ciertos cargos por criterios muy diferentes. ¿Por qué no nos tomamos en serio el talento como forma y alternativa para afrontar una crisis?
– El talento en ocasiones puede que no aparezca porque no está identificado, no sabemos quién poseer la capacidad adecuada para desempeñar una función
– El talento en ocasiones no coincide con nuestras preferencias sociales. Somos personas y en los malos profesionales pesan más el amiguismo que el talentismo
– Puede ocurrir que sepamos quien es la persona adecuada, pero puede suponer un avance profesional para esa persona designada que me puede “empequeñecer” profesionalmente. Esta causa muy común, es propia de malos jefes, nunca pueden ser denominados líderes estos perfiles. El Talento es la fuente del éxito del grupo.
– El talento implica necesariamente cambio, y este es un “riesgo” que muchas organizaciones no están dispuestas a correr
– Muchas empresas no quieren tener personas imprescindibles, buena política, sin embargo el error está en bloquear el talento y entender que este se ubica en algunas personas. Las personas no han de ser imprescindibles en las organizaciones , el talento sí
– Algunos piensan que el talento crea esclavos, quien omiten el talento por esta razón es que no saben gestionar el talento
– Gestionar bien el talento implica necesariamente que este esté al servicio de la organización y sus objetivos, ni más ni menos. Que sea una herramienta más para la solución de problemas
– El talento requiere de un sistema de gestión creado para él y diferente en cada organización
– El talento habría de considerarse de forma contable como activo de la empresa, entonces quizás preocuparía mas
– No considerar el talento como elemento estratégico es renunciar a la competitividad
– No centrar las decisiones en función al talento y priorizar estas, supone menos posibilidades de éxito
– No buscar en el talento las soluciones es crear nuevos problemas y de mayor envergadura
– No dejar en manos del talento de forma definitiva la marcha de la organización es guiarla hacia direcciones que solo la casualidad puede llevar a la competitividad
– Invertir en talento es el aspecto más rentable de la empresa
– En ocasiones no aparece por que buscar, tener, retener, desarrollar, controlar talento es muy costoso. Es cierto, pero el talento adecuado en una organización, o sociedad, siempre posee un ROI, QUE HACE MUY RENTABLE ESTABLECER ESA ESTRATEGIA. Lo costoso no es el dinero que tengo que invertir, sino que no se alcance los resultados buscados. El 78% de las empresas que han desaparecido en esta crisis, no tenían una política adecuada de talento, no estaban preparadas para dar respuestas a problemas diferentes.
– El nivel competitivo de una empresa se mide por su grado de posesión, desarrollo y retención de talento
– Un talento inadecuado en su organización es más perjudicial que la ausencia de talento
Estas son en mi opinión las causas más frecuentes por las que no aparece el talento o no tiene la relevancia que se merece en nuestro escenario actual. Si es uy sintomático como realizamos en épocas de bonanzas inversiones muy fuertes en talento, creando dicho talento para después en épocas de crisis desprenderse de él, no contar como elemento estratégicos para superar los problemas o peor aún cederlo gratis a sociedades que se harán más competitivas que la nuestra o quizás ya lo sean porque este aspecto lo tienen muy claro. La solución de los problemas, de todos los que tenemos, pasan por incluir de manera inmediata y decidida el talento para la solución de estos, de no ser así seguiremos siendo una sociedad pobre, poco competitiva, con serios problemas. Mientras no sean las personas más capacitadas las que se pongan al frente de la solución de los problemas, no esperen salir de esta crisis. Las empresas seguirán cerrando mientras el primer despedido sea el más capacitado, y el motivo de despido sea por causas ajenas a su talento, independientemente de escalón jerárquico que ocupe, estas empresas seguirán “muriendo” mientras que crean que el talento es un lujo y no una necesidad obligada para ganar competitividad. Llegada la situación social y empresarial al punto en el que nos encontramos, si el talento adecuado no toma las riendas, lamentándolo mucho no tendremos ninguna posibilidad.
@rafacera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s