DE DIRECTIVOS PROACTIVOS, EMPRESAS VIVAS, COMPETITIVAS

Imagen:elblogdelaorientacionlaboral.blogspot.com
Imagen:elblogdelaorientacionlaboral.blogspot.com

Las empresas son reflejo de las personas que acogen. Pero sobretodo, son la imagen de las personas que se encargan de dirigir sus destinos. En la época que nos toca vivir, dónde el entorno es inestable, donde no sabemos cómo conseguir mejores resultados, donde todo está por escribir, en esta época, es necesario tener claro que perfil es el que mejor puede defender los intereses de nuestra organización, incluso aunque no tengamos una certeza absoluta de realidad, ya que afortunadamente en esto de las empresas no existen verdades absolutas, solo tendencias. Les propongo una de esas tendencias, que se me antoja como necesaria en la actualidad para alcanzar metas y objetivos.
Existen muy diferentes perfiles de directivos/as de empresa: controladores, castigadores, sociales, centrados en las tareas, etc., esto sería simplificar en exceso la forma de trabajar de estas personas, ya que es cierto que todos/as tenemos un poco de todo, pero la etiqueta que colgamos la define el criterio más frecuente, predominante o al que más interés prestan y que más predomina en estas personas. Dicho esto, todos/as sabemos que no existe el directivo (en adelante identifique directivo con directivo/a) perfecto!, pero si conocemos que existen perfiles que se adecuan mejor a cada escenario o época de una empresa. Dicho de otra forma, las características predominantes de ciertos directivos se ajustan mejor a las necesidades de las empresas en determinadas etapas. Por lo tanto, sería necesario analizar en qué etapa se haya una organización para proponer un tipo de directivo u otro. De igual manera no es menos cierto, como hemos comentado una líneas atrás, que el entorno socioeconómico que acoge a todas nuestras organizaciones si parece obvio que nos demanda que los dirigentes necesarios para alcanzar resultados hoy en día, posean ciertas capacidades y actitudes, que se alineen en la dirección de soluciones para estas organizaciones y sus circunstancias. Algo que es necesario que aparezca en cualquier mapa de competencias en un directivo actual y eficiente, que pretenda ser competitivo, es poseer una actitud PROACTIVA.
¿Qué significa esto de proactivo?. Existen muchas y variadas definiciones, yo os comento lo que entiendo por proactivo. Para mi una persona proactiva es aquellas que pretende crear el futuro, no padecerlo. Esta definición que puede parecer incluso megalómana y solo adecuada o reservada para dirigentes de grandes multinacionales. La podríamos concretar diciendo que se trata de una persona que con los recursos que posee, sean lo que sean, pretenden influir en el futuro inmediato de su entorno. Por lo tanto, proactivo puede ser cualquiera, independientemente del tamaño de la organización sobre la que tome decisiones. ¿Les puede parecer complicado verdad?, sí, puede serlo, pero como os comento creo que es una actitud en el repertorio de la persona, que necesariamente lleva a ciertas actuaciones por parte de estas personas, algunos síntomas que muestran cierta proactividad pueden ser los siguientes:
– Huir de la complejidad, negatividad y desaliento que provoca la situación que nos toca vivir
– No suelen ser personas conformistas
– Suelen Planificar, pero no solo a corto plazo
– La planificación estratégicas posee una relevancia importante para este perfil
– La referencia es el futuro y cómo podemos en la medida de nuestras fuerzas influir en él
– El pasado es una fuente de datos y no todos estos se pueden traducir en conocimiento, por una sencilla razón a escenarios diferentes, actuaciones diferentes. Son conscientes de ello
– Toman decisiones que saben que tendrá una trascendencia en el presente pero tiene en cuenta que también las tendrá en el futuro, esto es importante
– Puede que medidas que nos pueden servir a corto plazo en la empresa, tengan una repercusión negativa en un futuro. Debemos capear la situación actual consiguiendo no crearnos un futuro negativo
– Vivir y decidir en función exclusivamente del escenario presente, puede implicar un futuro pobre para la organización o inexistente, es por ello que plantean prioridades.
– El directivo proactivo tiene presente que la victima de hoy puede ser el verdugo del futuro, por lo que cuida las relaciones a todos los niveles. No suele cerrar puertas que mañana puedan ser necesarias en otro escenario
– Las coyunturas a todos los niveles cambian, lo importante es cómo queremos estar posicionados mañana, trabajan para esto
– Ser Proactivos conlleva decisiones con miras más completas y a un periodo de tiempo mayor
– Trabajan decisiones con más variantes que provocan mejores actuaciones
– Suelen ser malos bomberos, o mejor dicho, apagan fuegos en un periodo de tiempo más dilatado, aunque la organización sale fortalecida de estos incendios
– Suelen poseer un predisposición al optimismo, no por convencimiento espiritual, sino porque conocen que las situaciones siempre poseen oportunidades y posibilidades de solución. El espectro temporal que toman es más amplio para estas personas y por tanto caben más posibilidades y alternativas
– Creen de manera importante, más en las personas que otros recursos, fomenta grupos de trabajo eficientes orientados a resultados
– Irradian más confianza que otros perfiles
– Lo convencional no van con estas personas
– Se mueven bien en entornos inestables
– No tratan de adivinar qué pasará mañana, pretenden decidir lo que pase mañana
– Ser proactivo es una actitud, fundamentalmente una actitud, que influye en el mapa de competencias de la persona y por ende en su comportamiento, teniendo un repertorio orientados a los escenarios que comentamos. Pueden encontrarse con personas que muestran comportamientos proactivos pero que no podemos considerar como personas proactivas

En definitiva, cuando hablamos de personas proactivas, estamos hablando de personas que pretenden crear el futuro, nada más y nada menos. Son dirigentes que poseen una miras para la organización, que va más allá de lo que el presente les propone, y que manejan de manera eficiente los recursos que posee para este cometido. Quizás sea por ello que allí dónde se identifican este tipo de perfil profesional, este tipo de personas, se encuentran empresas que irradian mayor vitalidad y poseen componentes que les acerca un poco más a la competitividad. Es un perfil necesario para esta época, imprescindible para el futuro de su empresa. El presente es absolutamente importante, pero renunciar a crear el futuro es una muestra de tener que padecerlo y por tanto de tener menos posibilidades. En ocasiones la oportunidades las encontraremos en el futuro, hay que prepararse para ese escenario, con personas proactivas.
Rafael Cera
@rafacera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s