Hablemos de esa rara especie, que puede ser tan dañina o imprescindible para su empresa

Imagen: http://www.wasser.es

Siempre he pensado que en mi profesión, la consultoría, existen demasiadas cosas que no permiten visualizar con claridad el cometido de nuestro trabajo, incluso en ocasiones es complicado hasta hacerlo entender. Es muy probable que los causantes de esta anomalía, incapacidad, o desconocimiento popular, seamos los propios profesionales que nos dedicamos a este oficio. Ya comentaba hace algunos años que esta profesión no era objetivamente valorada y que producía muchos despistes entre la población en general y en el tejido empresarial en particular, por muy diversas razones, os dejo esa reflexión, vendedores de fumata blanca.
Si me gustaría en este post aclarar algunos puntos para conocer que debe exigirle a un consultor en su empresa y que valor añadido puede reportarle, así como algunos tics que le permitan valorar su trabajo. Creo que este tema le puede interesar pues este tipo de profesionales, si se eligen adecuadamente,y se les deja trabajar, reportan unos beneficios que no pueden igualar otras herramientas de conocimiento.


En primer lugar comentar que un consultor/a es un/a profesional que debe estar de parte de su empresa, ojo!, no de usted como directivo/a o empresario/a (por favor identifiquen como genérico los términos y representativos de ambos sexos), sino de los intereses de su empresa. Esto en ocasiones no se entiende, ya que son los empresarios o los directivos, los que contratan a este profesional y por ende, se supone que el contratado ha de satisfacer los gusto y necesidades del contratante, pero no es así, el código deontológico de la consultoría establece que debemos estar y satisfacer las necesidades que posea la organización. Esto es punto de discordias, impagos y discusiones miles en muchas ocasiones entre contratado y contratante, del tal forma que en ocasiones te contratan con la pretensión de que refuerces como experto la postura del directivo o empresario ante el consejo, o foro o entidad que sea. Esta circunstancia, créame, es un problema que manejamos de manera más frecuente de lo que debería ser preceptivo.
En segundo lugar, ¿Le puede interesar la contratación de un consultor?, sí, pero para ello debe estar absolutamente convencido de la necesidad de meter un extraño en su empresa y que debe ayudarle, que le comentara que se están haciendo cosas mal y que puede que le obligue a cambiar conceptos y comportamientos que para usted son inamovibles, en definitiva ha de ser consciente de que tiene una necesidad y que la solución pasa por incorporar este tipo de profesional. Con esta premisa yo estoy absolutamente convencido, de que le será de mucho interés contratar un consultor, eso sí, siempre y cuando el/la profesional contratado/a, posea cierta solvencia profesional y que su perfil responda a ciertas características que les comento:
– Es importante que sea una persona de experiencia en el mundo empresarial, es más importante lo que haya hecho que donde lo haya hecho
– Posee cualidades dialogantes y que sea un buen comunicador
– Que Tenga una actitud de servicio total
– Es fundamental que posea un modelo de empresa de referencia que funcione en la práctica que sea competitiva
– Que vaya a servir a la empresa no así mismo
– Que se adapte a las necesidades y objetivos que persigue la organización
– Que se involucre en la organización
– Que ame el mundo de la empresa
– Que se recicla constantemente
– Que aporte soluciones
– Que posea un esquema de trabajo profesional, serio, eficiente
– Ha de ser un conocedor de diferentes áreas de la empresa, a lo mejor no un especialista en todas ellas, pero sí que prevea las incidencias de decisiones en cada área y como resultado final
– Que desarrolle funciones coordinadas de diagnóstico, de planificación, de consenso, de seguimiento
– Dinámico, enérgico, optimista, concienzudo, trabajador, humilde!
– Que hable el idioma de la empresa que lo contrata. Cada empresa utiliza un lenguaje diferente
– Que escuche antes de hablar
– Que sea muy observador
– Minucioso, concreto, conciso, austero en el trabajo, eficiente
– Que se convierta durante el proyecto en su socio
– Agente generador de cambios y guía de este
– Que enseñe a la organización!
En tercer lugar, ¿Qué debe aportar su organización para que el consultor sea rentable para su empresa?:
– Que le aporte la información necesaria para realizar su trabajo
– Que le permita entrar en las tripas de la empresa, en las reales!
– Respeto por su trabajo
– Acceso a personas necearais dentro de la organización
– Que le atribuya la autoridad de conocimiento que posee el profesional y hacerlo saber al resto de la empresa
– Dejarle hacer en la medida pactada
– Ayudarle en su cometido
– Dedicarle el tiempo y los recursos que se pactó por contrato
– Que compartan el modelo de empresa a trabajar, esto es conveniente, por su bien, que lo aclare antes de contratar
– Ganarse su respeto, ¡si no lo consigue malo!
– Que se determine con claridad y por adelantado que se espera del consultor en su trabajo
– No variar los criterios una vez iniciado el trabajo unilateralmente
– Respete el tiempo del consultor (es el más importante recurso que posee), tiene otros clientes
En cuarto lugar, si me gustaría dejarle algunos síntomas que pueden estar anunciando que el tipo de consultor que tiene delante, no es el que le conviene para su empresa:
– Cuando habla un idioma que usted no entiende bien completamente o parcialmente
– Cuando utiliza tal cantidad de terminología técnica que le hace difícil seguir su discurso
– Cuando trabaja de manera atropellada, inconexa, desorganizada
– Cuando aporta solucione estandarizadas, copiadas de otras empresas
– Cuando no define con claridad cual o cuales son los problemas de su empresas
– Cuando no determina con claridad las alternativas de solución y las implicaciones que suponen cada una de estas alternativas
– Cuando le garantiza al 100% resultados
– Cuando dice manejar la verdad absoluta
– Cuando no posea determinación a la hora de aconsejar
– Cuando le preocupa más su honorarios que su empresa (ojo, trabaja y por tanto ha de cobrar lo establecido yen plazos acordados, me refiero a que va en busca del euro y poco mas)
– Cuando perciba que tras la imagen inicial no hay trasfondo de conocimiento
– Huya de los fantasma que en mi profesión hay muchos y muchas
– Si no le trasmite confianza
– No parece tener un modelo de empresa
– Maneja concepto ya superados
– Cuando siempre da la razón al empresario o directivo
– Las referencias son importantes pero es más la sensación que le trasmita, pues haber trabajado en multinacionales o en pymes, en principio no tiene por qué incidir en la calidad del profesional. Eso lo sentirá usted y no contrate aquel que no le de confianza
En quinto lugar debemos decir que un consultor es una figura que aporta su saber hacer, su know how, su modelo de empresa a su organización. Su función principal es solucionar problemas o al menos establecer las medidas para su solución. La inversión económica que implica la contratación de un buen consultor se amortiza en menos de 3 meses en la empresa y genera un 68% de rentabilidad económico sobre lo invertido (en términos de ROI de media). Todo lo que no sean estos resultados, o muy cercano, podrá comentar abiertamente que su contratación ha sido un error. Es importante el proceso de contratación y acertar en este aspecto. Los resultados tras un buen proceso, muy beneficioso para su organización, una inadecuada selección del consultor o un proyecto mal diseñado, una pérdida de tiempo y dinero. Le recomiendo que recurra, si no posee experiencia en esto lances o tiene dudas de cómo orientar el servicio de consultoría, a personas que trabajen con consultores de manera habitual (huya de los que lo hicieron una sola vez o pocas veces) que posean experiencia en estas lides, e incluso a organismos, los hay en todos los niveles de administración que le pueden ayudar, mucho y bien, así como a consultores amigos que conozca.
En sexto lugar, decir que existen ayudas para la contratación y puesta en marcha de servicios de consultoría, de hecho en la actualidad en determinadas autonomías e incluso a nivel estatal se están desarrollando programas, para que las empresas puedan acceder a este tipo de servicios en condiciones ciertamente interesantes para la empresa, os comento, por ejemplo en Andalucía, pueden encontrar el programa cheque innovación (www.chequedeinnovacion.es) que financia el 100% de contratación de consultores para muy diversos servicios, y que creo puede ser una buena oportunidad de aprovechar los servicios que pueden aportar estos profesionales e incluso (si nunca ha trabajado con un consultor) iniciarse en este tipo de servicios que serán provechosos para los intereses de su empresa.
En fin, como habrá comprobado los consultores no son dioses, aunque algunos se comportaran como tal, ni tan siquiera son personas arreglalotodo y obviamente son la única posibilidad de salir adelante ante problemas, pero si son profesionales que por conocimiento, experiencia y formación ayudan a definir con exactitud los problemas que poseemos en la empresas y que generan alternativas que no siempre los directivos o empresarios pueden aportar. Como en cualquier otro oficio los hay profesionales, capaces, rentables (son a los que me refiero cuando hablo de consultores) y otros que llamamos los vendedores de humo que obviamente son los que dan mala prensa al gremio. Estos se suelen caracterizar por hablar mucho, ser muy empáticos y aportar poco a la empresa. En la actualidad estos seudo profesionales sean han disparado en estos últimos tiempos pues la crisis ha generado muchas oportunidades para ellos, aspectos como advenedizos de corta experiencia, de experiencia muy temática o especializada (que suelen tener malos resultados por la implicación de sus actuaciones en otras áreas de la empresa) que dan el salto a la consultoría generalista, así como el paro en determinados sectores, como pueden ser los entre los directivos, de hecho mucho de ellos ante la situación de no encontrar otras posibilidades laborales han pasado a engrosar la oferta de consultores. Con esto en absoluto estoy diciendo que no sea lícito o que no puedan ser buenos consultores, pero no es menos cierto y lamentándolo mucho, haber sido directivo no garantiza que se tenga madera de buen consultor, al igual que en el camino contrario un buen consultor no tiene por que ser un buen directivo, son profesiones diferentes, vinculadas, pero diferentes, o es que acaso un buen jugador de futbol garantiza que sea un buen entrenador, en absoluto. Como en cualquier servicio que contrate para la empresa, asegúrese de que se presta lo que se contrata y revise el valor que le ha generado el servicio, si no es así habrá tirado el dinero. Para ello será necesario que valore objetivamente el trabajo desarrollado por el consultor (esta es una carencia de mucha importancia entre empresas que contratan estos servicios, la incapacidad para valorar el trabajo desde una perspectiva profesional) y ponerlo en relación con lo que se pretendía conseguir al inicio del proyecto. El mundo de la empresa y de la consultoría están obligados a entenderse por qué se necesitan mutuamente, por carácter estratégico, es por ello que se deben apoyar, interactuar, fijar relaciones más profesionales y solventes, si se quiere ganar competitividad en el tejido empresarial, si se quiere un mejor gremio de consultores.

Rafael Cera
@rafacera

One thought on “Hablemos de esa rara especie, que puede ser tan dañina o imprescindible para su empresa

  1. Muy post Rafael, deja las cosas bastantes claras a los foráneos de nuestra profesión. Ojala lo lean muchos potenciales clientes y borren varios estereotipos que nos perjudican.
    Felicidades por tu blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s