Gestiona bien la tesorería y tendrás empresa!

Imagen: http://www.lavictoriadeacentejo.es

En una empresa hay muchos y diferentes elementos que determinan la viabilidad de la misma. Son muy variados los criterios de gestión que permiten que una organización siga viva o muera. Sin duda uno de esos elementos que marcan la diferencia entre la vida y la muerte de la empresa es poseer una tesorería saneada, bien gestionada. Es importante realizar algunas reflexiones sobre este tema que nos puedan ayudar a mejorar nuestro rendimiento de gestión, creo por tanto que este post puede ser de interés para emprendedores y empresarios.


La tesorería la podríamos definir como el flujo de dinero que pasa por la empresa en diferentes momentos o dicho de otra manera la relación entre cobros a clientes y pagos a quien debemos dinero. Lo importante es que la gestión de esta función no puede ser aleatoria, descuidada, desorganizada o simplemente inadecuada a las necesidades de la empresa. Hay muchas empresas que mueren siendo viables económicamente, por no gestionar de manera adecuada la tesorería. Simplemente por no ajustar en tiempo pagos y cobros.
La finalidad última de la tesorería eficiente, es que siempre posea el dinero justo y necesario para atender a los pagos que debe hacer frente. Ni más dinero, ni menos dinero que este. Esto es así pues si en tu empresa no tienes dinero para pagar una deuda, lo más probable es que lo tenga que buscar en algún lado, banco, socio, prestamista, etc., esto sin duda provocará un interés que tendrá que pagar por este dinero que hará disminuir su rentabilidad económica. Un abuso de esta práctica le puede llevar, si su ROI (rentabilidad económica) es reducido, hacia la inviabilidad económica de su actividad. Con las consecuencia que eso acarrea. Otra opción podría ser no atender la deuda, eso tendrá un montón de consecuencias que dejo a su imaginación le dé forma. Por otro lado puede ocurrir que por su actividad o en momentos puntuales, posea un excedente de dinero en caja. En esta situación también sería un error dejar muerto de risa ese dinero en la caja sin ningún movimiento. Si su calendario de deudas esta trazado y perfectamente dotado para su satisfacción en tiempo y cantidad, todo excedente de dinero tenerlo en caja le hará perder rentabilidad. ¿Se imaginan si las grandes superficies que cobran a los clientes, a la gran mayoría al contado y que pagan a sus proveedores en una media de 120 días, si retuvieran en el banco inmóvil todo ese dinero?, sería una pérdida de rentabilidad increíble. Solución, han creado sus propias actividades financieras de préstamos al consumo con todo ese excedente (no es la única alternativa por la que se han decidido, han diversificados en otras líneas), lo cual le reporta un beneficio, en ocasiones, mayor que la actividad principal de la empresa. Lo que es la vida.
Me interesa mucho abordar este tema, pues sobre todo entre personas que inician actividades empresariales (emprendedores/as) y aquellas que se identifican como inútiles para la economía de la empresa, suele aparecer una idea errónea. La confusión o error de algunas personas, radica en que piensan que para gestionar de manera adecuada la tesorería de una empresa es imprescindible ser un experto. Nada más distanciado de la realidad. En este área de la empresas como en casi todas, el sentido común y la lógica tiene mucho peso e influencia en los resultados de eficiencia.
Dicen los expertos que la tesorería es “la sangre” de la empresa, la cual si se altera, se pierde o se contamina, hace morir a la empresa. Absolutamente convencido de este símil. Lo que si me gustaría es hacer algunas recomendaciones con respecto a la gestión de su tesorería y no verán muchas fórmulas matemáticas:
– Genere dos calendarios , uno de cobro y otro de pagos
– Establezca aprovisionamientos e inversiones en función a sus obligaciones y cobros
– Establezca los plazos de cobros que puede incluir en las negociaciones con clientes
– Establezca plazos de pagos con proveedores lo más tardíos posibles, siempre y cuando no tengan una incidencia decisiva para el precio de su compra, si es así haga números
– No se meta en proyecto donde independientemente de la cuantía de facturación del mismo, no le permita gestionar la tesorería de forma natural y sin que afecte a la rentabilidad de su actividad (son muchos los casos de proyectos en principio atractivos por su facturación pero luego no lo son tanto en cuanto a rentabilidad, bien porque el ROI es bajo, porque los periodos de cobro son muy largos, usted tendrá que financiar esa cuestión con su dinero, los plazos de pagos son a más corto plazo que los de cobro, etc., ojo! Todos los proyectos que parecen interesantes, compruebe que realmente lo son con NUMEROS! Y con la seriedad de quien se lo propone. Todo incumplimiento en los cobros provocan una pérdida de rentabilidad para Usted)
– Una buena planificación puede ser su mejor amiga en la gestión de su tesorería y tenga presente que siempre esta tendrá alteraciones en tiempo, cantidad, etc.,, por lo cual sea pevisor y mantenga el criterio de prudencia (termino contable)
– Las inversiones que realice de excedente de dinero, cuando se vayan aplicar a pagos, que siempre sean en productos de menor tiempo que los pagos que ha de realizar y por supuesto de un riesgo menor
– Cuide la tesorería todos los días, no la descuide
– Ajuste sus necesidades económicas en las negociaciones con clientes. En ocasiones es preferible sacrificar rentabilidad por ajuste temporal, a deudas. No haga de esta excepción la práctica habitual
– Existen productos bancarios que le permiten ante el incumplimiento de pagos por parte de sus clientes, hacer frente a sus deudas. Esto es un mecanismo que ha de utilizar como excepción, pues posee un coste económico que reduce nuevamente su rentabilidad económica y financiera.
– En gestión de tesorería es conveniente no ser ni optimista ni pesimista, ha de ser realista, por lo que sabe que cliente se va a retrasar, de igual manera que sabe con que proveedor puede dilatar el pago sin consecuencias o con consecuencias menores, y con todo ello habrá de gestionar cobros y pagos.
– Parece una perogrullada pero recuerde que todo el dinero que entra en caja no es su dinero y mucho menos beneficio de la empresa. Esta circunstancia de “quemar” lo que hay en la caja pues mañana entrará más, en sectores como la hostelería ha “derrumbado” buenos bares y restaurantes que eran viables.
– El buen gestor de tesorería además de ser un “buen” pagador y un “buen” cobrador, y además genera rentabilidad del mismo proceso de la gestión de esa tesorería

En definitiva creo de máxima importancia la gestión de la tesorería en su organización, es lo que permite vivir o morir. Su mala gestión puede hacer que una empresa viable muera, su buena gestión puede alargar la vida de su organización aunque tenga serios problemas de viabilidad. La tesorería es una función importante, vital y que refleja nuestra calidad de gestión económica. Sería iluso pensar que con una buena gestión de la tesorería, podría hacer sobrevivir una empresa que no es viable económicamente, o comercialmente, eso es ridículo. Pero no es menos cierto que muchas empresas desaparecieron por las continuas trabas y malas acciones de tesorería, que sus dirigentes impusieron. Con estas malas prácticas hicieron un flaco favor a la organización, pues mataron a una empresa que aún tenía alguna oportunidad de seguir en el mercado.

Rafael Cera
@rafacera
Que tenga un buen día!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s