¡La crisis demanda otro tipo de directivo/a para la empresa!

El perfil de plantillas, mejor dicho, la tipología de empleados está a merced de los escenarios económicos y sociales que muestren nuestra sociedad. En este sentido el otro día comentaba en un  grupo de Linkedin una consultora especializada en selección, que la demanda que estaban haciendo en los últimos tiempos las empresas de directivos, había cambiado de manera sustancial. Exigían un perfil diferente en su profesiograma, otro tipo de directivo.

No es un hecho aislado este comentario que hacia esta consultora en la discusión de grupo, el tipo de directivo que ahora quieren las empresas tienen características diferentes a la de hace unos años, en otras circunstancias, en época de bonanza.

El directivo que se  demandaba en un tiempo no tan lejano, era un profesional donde aspectos colaterales a la función directiva eran muy valorados, en la actualidad aun siendo importantes estos mismos, han dejado paso a búsqueda de personas que ofrecen cualidades diferentes.

¿Qué perfil de profesional de la dirección se está buscando en la actualidad por parte de las empresas?:

–          Centrados en la tarea a desarrollar. Se inclinan por una persona más preocupada por la productividad que por las personas

–          Excelentes respuestas de gestión. Gestores de proyecto, que ofrecen magníficos ratios de eficiencia

–          Perfil frio y calculado en la toma de decisiones

–          Buscan modelos de estilos directivos autoritarios (por favor revisen la parrilla de estilos directivos para no entender lo que deseo decir), en detrimentos de otros perfiles, que hasta hace algún tiempo  eran muy demandados (democráticos, participativos, negociadores)

–          Productividad, gestión, costes, son los parámetros que más se valoran en el historial profesional de los candidatos

–          Buenos negociadores, pero que sean capaces de negociar en ámbitos gana-pierde

–          Perfiles éticamente menos sensibles y más orientados a resultados cuantitativos

–          Personas con una visión más cortoplacista y “apaga fuegos”, donde toma menos interés que la empresa posea una visión más a medio-largo plazo

Obviamente, generalizar que todas la empresas cuando empiezan un proceso de selección para un puesto directivo “persiguen” un perfil como el comentado, seria faltar a la verdad, pero no es menos cierto, que son muchas las organizaciones que exigen, por las circunstancias en las que se encuentran las empresas, perfiles de profesionales como el expuesto. Cada vez son más las empresas con estos criterios de selección y cada vez más, los profesionales de este perfil que tienen una mejor salida profesional.

En mi modesta opinión, y viendo que efectivamente este cambio de perfil directivo se da de hecho, creo que no es adecuado para los intereses de las empresas. Las organizaciones poseen diferentes planos de visión, a corto a medio y a largo plazo y minusvalorar sus responsabilidades en alguno de ellos, es una equivocación, por lo que poner al frente o con fuertes responsabilidades a profesionales que centren su trabajo en solo alguno de ellos, no pueden ser  directivos solventes y mucho menos de interés para la organización. Sé que el escenario económico-social determina de manera importante el tipo de empleado que buscan las empresas, pero también, que este hecho nos indican que las organizaciones “ponen en manos del entorno que le envuelve”, aspectos de valor estratégico internos, que determinan en muchos casos su competitividad y que deben controlarse con políticas de la propia empresa. Quiero decir con esto, que porque la cosa está ahora mal, no es más necesario un buen gestor, que cuando todo eran beneficios, vender y vender. Confundir eficiencia, con ahorro de costes,
es para empresas o personas incapaces
. La eficiencia es una preocupación estratégica que debe estar presente ante cualquier escenario socioeconómico, el desarrollo de nuestros recursos humanos, es igualmente, una función que no se puede olvidar, incluso en estas épocas de crisis. Que el directivo sea capaz de gestionar adecuadamente el presente es importante, pero que igualmente y se debe obligar desde la empresa a que desarrolle trabajo para  generar un futuro más competitivo, no solo a estar preparados para ese futuro, sino aportar valor para crearlo. El buen directivo no descuida ningún plazo en la organización, aunque si sabe priorizar, por lo que toma decisiones para el corto, el medio y largo plazo.

Cada empresa posee unos valores, que generan unas políticas y establecen unas estrategias para alcanzar sus metas, los directivos son los responsables de conseguir esto, para lo que cuenta con la ayuda de los recursos que posea la organización y como límite, las políticas de la empresa. No todos los directivos sirven o son adecuados para todas las empresas, si existen valores que diferencien en exceso incluso haciéndolos antagónicos a ambos, esto será causa de problemas y de falta de resultados, al menos positivos para la compañía.  Las empresas se ven influenciados por el entorno en el que desarrollen sus actividades, pero no es menos cierto, que cuanto más afianzado tenga la empresa “su forma de ser”, menos incidencia tendrá ese entorno en la forma de dirigir la empresa. Todo depende de la misión real que tenga la organización, por ejemplo, si una empresa tiene en su ADN el respeto y cuidar sus recursos, si  sus clientes son la prioridad, si pretende que sus accionistas se sientan satisfechos y que la comunidad de la que vive, sienta respeto y admiración por lo que hacemos, por tanto que nos vean con “buenos ojos”, e insisto si todo ello, esta interiorizado, aceptado y forma parte de las obligaciones de la dirección y esta asume dichas obligaciones como sus prioridades, a la hora de buscar directivos habrá de seleccionar perfiles compatibles con estas misiones y el entorno tendrá una incidencia muy restringida en el tipo de profesional a buscar, pues esos cambios en el entorno lo que provocan es la necesidad de adaptar nuestros a valores a nuevos escenarios socioeconómicos, con nuevas  fórmulas, acciones, estrategias para conseguir los resultados deseados, pero en ningún caso cambiar los valores, el ADN de la organización. Por lo que la masa gris, es decir los directivos han de seguir siendo compatibles con la personalidad de la empresa, con su forma de ser, respetuosos con el ADN.

Lo más habitual que nos encontramos es que las empresas evolucionan en el sentido en que lo hace el entorno externo de la empresa, es decir las situaciones influyen sobremanera a la hora de decidir en la organización y esto es muestra clara de que no se posee un interior en la empresa solvente, fuerte, decidido, que no se ha trabajado en la personalidad de la organización. Siempre condiciona lo externo a lo interno, pero lo que olvidamos es que es un movimiento bidireccional e interactivo, cuando se establece un interior claro, potente, definido, coherente, trabajado y aceptado por todos, esto influye en las condiciones de los mercados de donde vivimos.

Está cambiando el perfil de directivo para la empresa y esto es algo circunstancial, debido a la situación que se  está viviendo. Son mucho mas influenciables  las empresas sin una personalidad definida (las conocerá pues sus directivos, o dueños focalizan la causa de cualquier desgracia o falta de resultados en el exterior de la organización, escucharás cosas como: la cosa esta muy mal, no es culpa de la empresa, es que todos esta tan mal). Recordemos, que cuándo favorecemos esta sobre influencia de lo externo, cuando  nos afecta con tanto poder lo circunstancial en el ser de la empresa, nuestra organización es un barco en manos de otro, con lo que podemos llegar a un puerto desconocido o no deseado, en todo caso, lo que si quedará claro es que son las circunstancias las que marcan el rumbo y no la dirección de la compañia.

Rafael Cera

@rafacera

Que tengas un buen día!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s