Emprender para el éxito requiere necesariamente de…

Son muchas las personas que se involucran en procesos de emprendimientos. Se están dando un escenario socioeconómico que está provocando el iniciar una actividad empresarial como una posible solución para sobrevivir y no como una respuesta a una inquietud o una necesidad. De todas formas, sobre esta “obligación” o posible salida a una mala situación económica y/o profesional puede acarrear más problemas que alegrías, como ya hablé hace algún tiempo en el post “Provocar emprendedores a la fuerza puede ser un mal negocio”, pero en este post me interesa mas abordar algo muy importante para cualquier emprendedor/a (en adelante emprendedor), la verdadera misión de este, en su trabajo.

Un emprendedor es por definición una persona que decide iniciar un actividad empresarial, con la que intenta lograr clientes no atendidos o “robarles” esos clientes a la competencia a través de una oferta que por definición, ha de ofrecer y ser de valor para ese cliente.

Si damos como buena esa definición, tendremos claro que para generar valor en el cliente tendremos que hacer algo diferente a lo que hacen los competidores. Para marcar las diferencias, podemos tomar muchas decisiones, vender más barato, comercializar otros productos, hacerlos llegar de otra forma, ofrecer productos mejorados, estar más presente ante el cliente, etc., es decir, las fuentes de diferenciación puede ser muchas y muy variadas, para mí, y por los casos de éxito que conozco, el mayor éxito de emprendedores casi siempre se ubica en diseñar un modelo de negocio diferente.

El modelo de negocio como hemos comentado en alguna ocasión, no es más que establecer la forma, el proceso, de ganar dinero en la empresa, hacerla rentable y generar un posicionamiento diferenciado y de valor para el cliente, en definitiva, se trata de diseñar y poner en práctica una manera de organizar el comportamiento de la empresas, provocados por unos valores, para lograr ser competitivos. Os recomiendo que releáis este post que escribí hace algún tiempo, “es adecuado su modelo de negocio”. Pues bien es ahí, en el diseño y puesta en marcha del modelo de negocio, donde reside el éxito de los proyectos empresariales de los emprendedores. Innovar en un producto, innovar en precio, en distribución, en comunicación, fijándote en el mercado al cual te diriges es interesante!, pero debes tener en cuenta que cualquier aspecto que hagas diferente solo de manera parcial, suele lograr éxitos parciales pero difícilmente se logra un nivel de competitividad para la organización suficiente  que la pueda hacer crecer y proyectarla en el tiempo. Comento todo esto, pues parece que la misión de cualquier persona que decide iniciar una actividad empresarial es hacer algo diferente, y es así, pero ese algo diferente tiene una incidencia en el modelo de negocio que implantes en el mercado, por lo que una diferenciación en un aspecto en concreto como los enunciados, puede que en un modelo de negocio diseñado para unas premisas, cuando le cambias alguna de ella puede que ya no funcione de igual manera. Hay que estar muy atento a esta circunstancia..

Diseñar un proceso de negocio, o modelo de negocio, supone sin duda tomar decisiones de cara al cliente y a la propia organización y créeme, es la verdadera misión que tienes por delante, no es otra que ese modelo de negocio te haga poder competir en el mercado y ser rentable. Para ello ha de tener presente que el modelo de negocio que “te dará de comer” habrá de:

–          Dar respuesta eficientes a tus clientes en sus demandas

–          Habrá de otorgar una solvencia y rentabilidad económica para tu empresa

–          Seguir la evolución de tus clientes

–          Debe conseguir que cada día aprendas y mejores en tus comportamientos como empresa

–          Garantizar la satisfacción de tus clientes

–          Invitar a otros clientes a relacionarse con tu empresa

–          Aumentar la satisfacción  y rendimiento de tus trabajadores

–          Relacionarte de manera más eficiente con stakeholders

–          Generar ventajas competitivas

–          Habrá de detectar oportunidades, amenazas

–          Generar fortalezas en la empresa y minimizara las debilidades que poseas

Como veras el modelo de negocio es lo que establece tus posibilidades de supervivencia y de éxito. Esto creo que lo tendrás más que claro y  no creo que a estas alturas, te suponga ninguna aportación de interés, pero sí creo que te puede ayudar pensar que en la confección o diseño de cualquier modelo de negocio, las cadenas de valor que introduzcas para obtener ciertos resultados, los pasos que se suceden están interrelacionado, de tal manera que una innovación, cambio o modificación en el producto puede suponer un reajuste necesario en el modelo, o al menos, siempre es necesario una revisión de este. Esto es igualmente válido para cualquier tipo de cambios en precios, nuevas formas de distribución, etc. Es decir, cualquier alteración que se introduzca en uno de los apartados, componentes estratégicos o pasos en el proceso del modelo de negocio, tiene una afectación en el conjunto de dicho modelo y por ende, en los resultados cuantitativos y cualitativos que este produzca.

Un modelo de negocio que cambie su propuesta de valor, o que cambie de clientes (mercados o target), o que realice cambio en el dimensionamiento de los costes de la empresa, que cambie las políticas de recursos humanos, hace que todo el modelo de negocio sea necesario reajustar para que tenga éxito, y este no es otro, que consiga los resultados previstos.

Para diseñar tu modelo de negocio puedes recurrir a método CANVAS, como te he comentado en otras ocasiones, o ver la propuesta de LEAN STARTUP (esta propuesta de mucho interés para emprendedores digitales, en aspectos off line puede dar problemas), u otras muchas opciones que existen por ahí,  hasta incluso puedes ser autodidacta en el diseño de tu modelo de negocio, y te recomiendo que  pienses que serás empresa cuando tengas un modelo de negocio consolidado, rentable y que de respuestas a las necesidades del cliente y de la empresa. Es por ello que te has de garantizar que tu forma de ganar dinero  te aportará  la solvencia corporativa para seguir luchando en los mercados con éxito a todos los niveles. Esa es tu misión querido emprendedor/a, si quieres alcanzar el éxito, tú éxito.

 

 

PD Post absolutamente válido para empresarios y empresarias de experiencia en el mercado y para organizaciones consolidadas

 

Rafael Cera

@rafacera

¡Qué tengas una buena semana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s