Una España de saldo, ¿es una buena noticia, para España y su futuro?

Que el mundo se decida por invertir en un país puede ser una buena noticia. Tanto es así que gurús de la banca como el sr. Emilio Botín, ha comentado en Nueva York que España es un festín de oportunidades para los inversores, que todos quieren invertir en España. Nos desayunábamos hace unos días, con la conocida inversión (minúscula para su fortuna, digo esto pues compromiso con el proyecto, lo que se dice compromiso e implicación poco) de Bill Gates en FCC, que para mí es más una acción de marketing, que incluso intuyo quien puede ser el promotor de esta idea, que una inversión con VAN y TIR  pensadas y calculadas, pero bueno. En fin, España es el lugar para invertir. Vale, vamos a ver…

Es absolutamente cierto que cuando un país despierta interés, es una buena noticia para la economía de ese país, sin duda,  pero es importante diagnosticar e identificar la naturaleza de esas oportunidades que son las que provocan esas inversiones. España no está captando el interés de inversores externos por cualificación, competitividad en cuanto a talento, por patentes de interés, por tejidos empresariales de cultura empresarial destacados, por ser buenos en lo que hacemos, sino porque es barato y con poco riesgo el comprar o participar en nuestras empresas. Esta circunstancia también provoca que el capital que entra en nuestro país,  es un capital especulativo y que no tiene como misión generar la riqueza en nuestro país, sino trasladar las plusvalías a otros países para hacerlos mas competitivos y nosotros más dependientes de ellos.

La muestra de lo que comento es el gran interés que ha despertado España para el capital riesgo, muchos fondos buitres revolotean sobre muchos activos, y de hecho están haciendo su agosto en muchas organizaciones, firmando condiciones leoninas en cuanto a interés a pagar por la financiación acordada, por las necesidades de estas empresas. Cuál es la consecuencia que esto tendrá en muchos casos, la imposibilidad de pagar la financiación acordada con los fondos de inversión o cualquier otro organismo financiador, provocará tomar la propiedad de la empresa deudora por parte de este organismo a un bajo valor, que después revenderá a un precio superior con importantes beneficios para la operación, tras importantes “reestructuraciones” en forma de despidos, deudas, negociación con proveedores, concursos, etc..

España tiene problemas de liquidez, fundamentalmente de liquidez, en este momento, por lo que aquí debemos mencionar el estrangulamiento financiero que los propios bancos y cajas están realizando al tejido empresarial en concreto y a la economía en general. Esto es debido a dos causas principales, una el nivel de riesgo y reestructuración del sector bancario, ya que tienen importantes movimientos internos, en forma de fusiones, compras, reestructuraciones internas, etc., y eso condiciona su prestación de servicios financieros a la gran mayoría de clientes y aumenta el nivel de paranoia por el índice de morosidad que están soportando, eso por un lado, pero por otro, es la enorme oportunidad que estamos generando para que el sector tome aún más fuerza, cuando puede adquirir importantes activos a un precio de saldo, recuerda que estos bancos y cajas también poseen intereses como los fondos de inversión, cuando no forman parte de sus accionariado. Se cumple la máxima que cuando la cosa va bien el banco gana mucho dinero, pero cuando la cosa va mal, gana aún más. Es fácil, con la máxima que se defiende, la cual nos indica que un sector financiero no se puede dejar caer, se permite la privatización de los beneficios y la socialización de las perdidas. Hombre, el sector no se puede dejar caer pero, la empresa que lo haga mal, como en cualquier otros sector si se debería dejar caer y responsabilizar a quién corresponda del desastre o fracaso (como en cualquier otra empresa), es el ecosistema lógico de cualquier sector de actividad, donde los buenos siguen los malos mueren, pues si no es así,  dígame que riesgo tiene ese negocio y las empresas del sector, ninguno. En honor a la verdad no debemos generalizar, sería injusto, pero el sector financiero se mueve en estos parámetros aunque existan diferencias entre cajas y bancos privados en muchos aspectos, por nombrar otros tipos de empresas.

España es un buen lugar para invertir, si es así por que no es nuestro propio país el que invierte en el mismo. Si estamos pagando las deudas, si estamos haciendo frente a todas las locuras que han cometido muchas organizaciones, si se han nacionalizado cajas, que ahora tienen beneficios, si hemos tenido que hacer esfuerzos que han supuesto daños irreparables para la población. Ahora resulta que cuando empezamos a ser capaces de ajustar gastos y encontrar el equilibrio económico para empezar a despegar, dejamos que nuestros activos lo compren otros, a precios ridículos. Dejamos que entre inversión especuladora que no va generar una economía sostenible, competitiva y real sino financiera, virtual y que destinará los beneficios a otros sitios, con lo que, como te comento, el valor se lo llevarán fuera, y con él la capacidad competitiva solvente, y es que para esta inversión a la que abrimos nuestras puertas, le  interesa que España siga siendo un país dependiente, sumisa, no locomotora.

Cuando a través del dinero se empiece a retomar la actividad empresarial a su nivel natural, el talento lo tendremos fuera, por lo que se importará y creo que se intenta que España se convierta en un reducto productivo en Europa para otras economías, y eso desgraciamente, es un camino que nos lleva a escenarios económicos que provocará un país que créeme, no deseas. Las decisiones importantes en empresas de carácter estratégico, y esto me preocupa aún más si cabe, como la energía, sanidad, incluso educación, se está poniendo las condiciones idóneas para que se tomen fuera, porque hemos demostrado que somos incapaces de gestionar de manera eficiente esos ámbitos y ahora nos disponemos a ponerlos a disposición de otros, con intereses que nos pueden preocupar. ¿Somos incapaces o estamos premiando a ciertas empresas?

¿Hemos conseguido que España sea una tierra de oportunidades? o ¿un establecimiento magnifico par venir de rebajas?. De todas formas, los discursos que debemos entender como esperanzadores del interés por los mercados por invertir en España, me vas a permitir que no me alegre demasiado esta circunstancia, no por nada, sino por cómo se ha generado esa situación y las consecuencias que tendrá esa inversión en la población en general, y es que como muchas empresas en España, estamos de liquidación en el país y ofrecemos nuestros activos a precio de saldo. Con lo que ello supone.

Rafael Cera

@rafacera

¡Que tengas una buena semana!

2 thoughts on “Una España de saldo, ¿es una buena noticia, para España y su futuro?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s