Marca Personal: no seas incoherente con quien eres!

Es obvio que no podemos agradarle a todo el mundo, incluso diría que afortunadamente no podemos agradarle a todo el mundo. Las nuevas tecnologías y en concreto el medio internet, ha generado una oportunidad para dar a conocernos como profesionales, y se están realizando por parte de “entendidos” muchas recomendaciones de cómo generar una marca personal más impactante, en ocasiones intentado separar planos inseparables, lo profesional y lo personal, os cuento mi posición en este tema.

Nadie puede ser un profesional diferente en cuanto a rasgos, valores, personalidad, y forma de ver el mundo de la persona. En la actualidad se “vende” con demasiada ligereza el concepto de marca personal, es decir, intentar que te perciban el resto de personas de una determinada manera y distinguido por una serie de características. La marca personal, al igual que la marca de productos o servicios posee y juega con las mismas reglas, y la fundamental premisa es muéstrate tal y como eres, no como te gustaría ser. En la marca personal, se aprecia iniciativas interesantes de profesionales que “venden” la imagen de lo que les gustaría ser, no de lo que realmente son, adornando, enfatizando, minimizando aspectos que terminan por desvirtuar lo que eres, y eso es un grave error. Y es un error pues el cliente no es capaz de discernir con exactitud que puedes aportar, le cuesta diferenciarte de otros profesionales, no logra ver tus ventajas competitivas (y es que desgraciamente las marcas poseen fuertes tendencias a tomar valores, personalidades de aquello que funciona, lo que termina por homogeneizar el branding en general de muchas marcas y con ello consiguen como podemos entender el hacerse invisibles en el mercado) y eso en el mundo en el que vivimos , con la gran cantidad de competencia que tenemos los profesionales, sin duda no favorece nuestros intereses.

Estoy absolutamente convencido de que trabajar y trazar un branding plan para la marca personal es importante, necesario incluso diría, que podría ser una verdadera estrategia eficiente para competir en el mercado actual, pero también estoy convencido que el efecto “campaña de gauss” de tender a la masa, a lo “normal”, a lo indiferenciable, a lo que creemos que funciona, no creo que genere muy buenos resultados. Afortunadamente cada persona somos diferente y por ende, cada profesional también lo es aunque tenga experiencias parecidas, formacion idéntica, con lo cual debemos basar en nuestro branding, en aquello que entendemos que puede ser de interés para “cliente” y que nos diferencie del resto de los profesionales.

Es el trabajo prioritario de la marca personal para tener impacto. Obviamente esto no es lo único, hay que seguir trabajando en nuestras carreras para que esa marca tome el camino que deseamos. Es importante también tener presente que lo que entendemos que puede ser una herramienta para el éxito, puede ser la fuente del fracaso, me explico. Internet nos da oportunidades de presentarnos, de compartir, de vendernos de formas geniales, increíbles, pero también es un megáfono, escaparate, muestrario excesivamente importante para castigar con mucha fuerza, nuestras equivocaciones. Lo que esto me lleva a comentar que pensar en términos de medio no creo que ayude en demasía a nuestra marca, pues un medio solo es el “camino” por donde canalizar nuestros mensajes, importante, pero no puede ser lo único que determinen nuestras decisiones con respecto a nuestra marca personal. Lo que realmente determinará un posicionamiento adecuado de nuestra marca personal es trabajar sobre ella, no sobre el medio en el que vamos a incluir nuestra comunicación o mejor dicho, no solo sobre el medio. Se pueden observar en la red, multitud de acciones, mensajes, comunicación, iniciativas de profesionales que en absoluto van encaminados a conseguir un buen posicionamiento en su mercado, blog descuidaos, proporcionado malos contenidos a sus visitantes, mostrándose en redes sociales de manera incoherente o alejado de lo que vende como profesionales, utilizando soportes inadecuados para la marca o para el mercado al que se dirige, opinando o entrando en discusiones s que no aportan valor a su marca personal. Todo ello determina una disminución de valor en nuestra marca personal, por lo que tener, como os comento, un plan diseñado para esta es fundamental, imprescindible para tener oportunidades.

Por tanto la marca personal es algo que puede ofrecernos muchas oportunidades profesionales o personales. Intentar desvincular el aspecto profesional del personal, creo que es arriesgado pues al final el mercado detecta las incongruencias entre ambos ámbitos. Internet es un medio demasiado importante como para descuidar nuestra presencia en este medio, por lo que aparte de poseer un personal Brand essence (PBE) definido y trabajado, debemos tener absolutamente claro cómo vamos a estar presentes en la red, para que no entre en conflicto esos valores del PBE y como nos mostramos. Y tratemos de mostrar nuestras ventajas competitivas con respecto a otros profesionales, que suponga valor para el cliente y que sea diferente de lo que ofrecen otros, seguro que es capaz de encontrar esta, pues al fin y al cabo todos/as somos diferentes, lo importante es encontrar y dirigirnos a aquellos que requieren de nuestras características diferenciadas.

Eres único, ¿sabes en qué?, potencia esa peculiaridad, a veces puedes destacar como persona o como profesional, o en la simbiosis de ambos planos. Aprovéchalo esto para que forme parte de tu marca personal y “véndelo”, pero recuerda que esto no le gustará a todo el mundo.

@rafacera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s