El éxito y lo ilícito

 

El éxito es un concepto tan variable y matizable como personas hay en el mundo. Para cada quien, eso del éxito supone o es una cosa diferente. Para según que gobiernos, conseguir el éxito plantea escenarios diferentes en la sociedad, para cualquier empresa lograr el éxito es una meta completamente antagónica. En la situación en la que ahora vivimos, el concepto de éxito ha variado y la forma de acceder al él también.

Éxito es una palabra que de forma continua mantenemos en nuestro vocabulario así como se convierte en la razón de ser de nuestros comportamientos y anhelos. Es por ello que creo que todos los profesionales, al igual que todas las empresas, su fin último es tener éxito. Para unos el éxito es ganar más dinero, para otros consiste en tener el proyecto de vida soñado, mientras que otras personas necesitan para considerar éxito tener poder, ser reconocidos socialmente, ser influyentes, etc., existen como te comento al inicio, tantos tipos de éxitos como personas. Para las empresas es exactamente igual, hay empresa que consideran el éxito en virtud a los beneficios económicos generados, otros en función a su ratio de crecimiento, otros valoran el éxito como el nivel rentabilidad alcanzado, otras en cuanto al posicionamiento en el mercado, niveles de satisfacción de sus clientes, otras…, por lo tanto de igual forma cada empresa determina que es éxito y que es lo que desea conseguir para su organización y por ende la razón de su trabajo hacia lo que orienta su razón de ser .

Tanto personas como organizaciones, están limitados por una serie de normas, leyes, condicionantes, que determinan que se puede hacer en pos de ese deseado éxito y que no. Es el entorno al que todos/as estamos sujetos para desarrollar nuestra actividades empresariales y con los cuales tenemos que respetar para alcanzar los objetivos marcados. Por lo que obviamente se da con más frecuencia de lo deseable que la sociedad valore el éxito alcanzado por una persona u organización, sin conocer en qué nivel se ha respetado todos esos condicionantes para estar en la posición que ahora se encuentra. Esto es muy importante, llegar a la meta establecida es el objetivo sin duda, pero lo es más el cómo hemos llegado hasta ella. Nunca he sido partidario de en muchos caso argumentar ese conocido dicho de “el fin justifica los medios”, no podemos aceptar esto como bueno de forma general, pues es abrir la puerta a no tener ética en los negocios, a no respetar los derechos que ampara a nuestros trabajadores, proveedores, comunidad, competidores, etc., es apostar por el todo vale y establecer los cimientos para una sociedad convertida en selva donde el más fuerte, despiadado o … es el que reinará e impondrá sus reglas.

Las empresas y los profesionales tenemos que conceder mucha importancia a que se respeten las normas, leyes y reglas que se establecen para el juego en el que se puede conseguir el éxito, así como luchar para cambiar aquellas que se queden absolutamente anacrónicas o fuera de las necesidades de nuestra comunidad, pues de no ser así se premiara más el pillaje y la trampa que la profesionalidad y la capacidad profesional y personal para alcanzar metas. Esto que te puede parecer un tema filosófico, que lo es, posee una gran transcendencia en el día a día de tu trabajo, para tu empresa! y es que el talento son capacidades que se ponen al servicio del éxito pero dentro de las reglas de juego establecidas eso es determinante, de igual forma que si se ponen al servicio de la infracción esas mismas también consiguen el éxito.

La competencia entre empresas y profesionales es algo inevitable, de lo que nos debemos asegurar es que todos/as lo hacemos en las misma condiciones, que nos acogemos a las mismas reglas, que tenemos los mismos derechos y obligaciones y que somos igualmente controlados para que se cumplan esas normas, a partir de ahí, que obtenga cada cuál su éxito.

Comento todo esto pues como sabéis no siempre se dan los escenarios que os he comentado de igualdad y equilibrio normativo, no todos juegan con las mismas reglas y hacen de su incumplimiento, su base para el éxito, con lo que esto si no se ataja de forma inmediata y dura, supone que quien pretende ser competitivo no tiene ninguna opción, para eso, para competir y tener alguna opción de alcanzar los objetivos , con lo que se inicia el circulo vicioso de tengo que incluirme en el camino de lo ilícito, si quiero tener alguna oportunidad de competir en los mercados. Eso degenera en la versión de la sociedad que ahora padecemos, y lógicamente esto se acrecienta fundamentalmente en épocas de crisis. La seriedad y solvencia de una sociedad moderna y competitiva estriba entre otras cosas en garantizar que todos los elementos del juego profesional juegan con las mismas reglas y niveles de control, que no hay privilegiados ni apestados, que pretendemos que sea la capacidad y el talento puesto al servicio de los objetivos, los que determine los niveles de competitividad de cada cual.

Llevo más de 23 años relacionándome con profesionales y empresas de muy diferentes formas, en muy diferentes tareas y funciones, con perfiles muy diversos, en sectores antagónicos y llego al convencimiento de esto que os comento, reconozco inmediatamente la incapacidad y falta de talento (o talento mal orientado) de profesionales o de empresas cuando solo ven posibilidades de éxito a la hora de competir, si siguen el camino de lo ilícito y así lo hacen. El éxito es tan particular como lo establezca cada uno, pero no la forma de alcanzarlo ya que se han de respetar las reglas fijadas. Somos tan miopes en ocasiones, ya que valoramos lo conseguido por una empresa o profesional, sin auditar como ha llegado hasta allí. No es la meta solo, sino el camino recorrido lo que nos hace tener una sociedad y tejido empresarial sano.

@rafacera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s