Lo público, lo que afecta a todos…

No hace demasiado tiempo ya publiqué un post sobre que esa dicotomía que se plantea según intereses entre la gestión pública y lo privado no tiene ningún sentido desde diferentes perspectivas. Ahora lo que si me gustaría plantear el dimensionamiento de eso que llamamos lo público, hasta donde llega eso de lo público.

Lo público implica todos aspectos que de una manera directa nos afecta a todos/as. Ese grado de generalidad, de universalidad, provoca que necesariamente se manejen perspectivas políticas, sociales, económicas, legales, etc., que afectan al conjunto de la comunidad. Según el modelo de socieadad que se posea, la gestión de lo público y de lo privado es diferente, mientras que los liberales mantienen posturas que implican el adelgazamiento de todos los mecanismos públicos, la reducción de lo público en pos de lo privado, en otro punto se encuentra los movimientos donde se pretende que sea lo público lo que prácticamente maneje, controle y dirijan todo lo que tiene que ver con la sociedad en su generalidad. Son perspectivas antagónicas, que según quién gobierne aplican medidas en un sentido u otro. ¿Tú me puedes decir que tendencia es la más beneficiosa para nuestra sociedad, para toda la amplitud social que convivimos?. Probablemente según tus condiciones sociales, económicas, culturales, etc., estarás más cerca de una que de otra. Yo te expongo lo que pienso al respecto.

Mi opinión en esta cuestión, por si te interesa, es que cuando atendemos al término de público creo que se hace (debe hacer) referencia al conjunto de la sociedad, a todas las personas que componen este mapa social que llamamos sociedad. Lo público, bajo esta definición, ha de ser lo de todos y para todos. Desde esta perspectiva, medidas que solo afecten al bienestar de unos cuantos, no son medidas públicas adecuadas, pues se deja fuera a parte de quien le pertenece esa supuesta propiedad compartida. Es obvio que cada persona presenta un perfil y unas condiciones diferentes, el arte de lo público ha de estar ahí, en aportar valor a cada perfil diferente, pues si no, lo público se convierte en privado, elitista, o como lo queramos llamar, y me da igual a la hora de entender como inadecuado que se priorice ciertos perfiles sociales como los que más tienen y que se favorezca el aumento de bienestar para ellos, que favorecer o priorizar exclusivamente sobre los que menos tienen, olvidando otros segmentos de población que poseen otras necesidades. Siempre he sido persona de intentar tomar decisiones que supongan equilibrio, es por ello que para mí los “ismos” como, machismo, feminismo, comunismo, liberalismo, etc, en la medida que indican la imposición de algo sobre otro algo y por ende la sumisión de una parte sobre otra, excluyendo el bienestar del resto de componentes, siempre ha supuesto pasos atrás en el bienestar de la sociedad. Quizás sea por ello que la historia se comporte como un péndulo precisamente, es decir, corrientes de pensamiento antagónicas se suceden unas sobre otras, en la medida en que unas fracasan y se presenta la opuesta como solución. Ese quizás haya sido uno de nuestras equivocaciones a la hora de mejorar nuestra sociedad, pensar que lo contrario a algo, es la solución para lo que fracasó. Sigo pensando que de todo se aprende y que siempre hay cosas que hay que mantener para solucionar un problema, aunque lógicamente, se deban tomar otras decisiones. Equilibrio, siempre equilibrio. Pero el equilibrio vende poco y mal desde el punto de vista social, por lo que, fundamentalmente la clase política, que es la que al final la que sugiere e implementa modelos de sociedad y sobre todo en épocas de crisis, se posicionan en posturas más radicales para ganar votos, pero no para ganar bienestar social. La clase política, en mi opinión, debería por responsabilidad pensar más en solucionar problemas que en ganar elecciones, aunque desgraciamente no es así. Los politólogos os comentarán en este sentido que sin lo uno no es posible lo otro, ¿entonces por qué cuando gobiernan no toman  decisiones en pos de la sociedad en su generalidad y solo miran lo políticamente correcto para mis electores?

Lo público nos afecta a todos, por lo que en mi opinión, han de gestionar esto los mejores, los más capaces, los más preparados para conseguirlo, siempre que estas personas posean la perspectiva de que efectivamente, su gestión se dirija a irradiar bienestar  a toda la sociedad. No creo esas teorías de que no se puede tener un sistema público que beneficie a todos, o que no es viable económicamente, mentira!. Insisto en diversos debates, y con muchas personas, en que no es que el sistema el que falla, sino que es quien lo gestiona quien lo hace defectuoso. Y es que existen realidades como que no están los más capaces, y  a los que están no se les exige que su gestión beneficie a todos y a todas. Observamos, en la actualidad, como se crean élites sociales basadas en términos de cantidad de dinero que se posee, capacidad de contactos que se posee, dinastía familiares, todas características muy inestables (socialmente hablando) para crear una élite, es por ello, que estas élites solo tratan de mantener eso que le permite ser élite, su estatus social y todo lo que eso conlleva. Las élites siempre se crearán, se darán en cualquier modelo de sociedad, lo que tenemos que conseguir es que esas élites se ganen su inclusión en ella las personas que son capaces de dar respuestas a problemas, por su capacidad, por su talento, por su contribución real a la sociedad y para que estas sean bien vistas, y por ende aceptadas socialmente, y esto es, o ha de ser premisa obligatoria, que cualquier persona tenga las misma oportunidades para poder formar parte de esa élite (formativa, profesionales, sociales, etc.).

Los planteamientos ideológicos radicales solo están pensados para segmentos de población muy concretos, es lo contrario, lo opuesto a lo mejor para todos/as. Cuando lo público se mira solo desde una perspectiva distributiva y quién realiza la distribución de oportunidades (que no de riquezas) tiene muy marcado  a quien beneficiar, surgen los problemas, las distancias sociales, los problemas. Con ese reparto se puede cometer el error de olvidar tener una visión más colaborativa por la que esa generación de oportunidades,  iguale las condiciones para todos/as, en la media en que quiera cada una de las personas de esa sociedad aprovechar dicha oportunidad. Sé que me podéis tachar de tibio, de que no me mojo, aunque creo que esta postura, esta forma de ver la sociedad es mucho más valiente que muchas otras que presentan ideas que se ubican en los vértices ideológicos. Creo que posición supone mayor capacidad de dialogo, pensar en diferentes formas de vivir y como beneficiarlos, supone intentar una convivencia democrática mucho desarrollada y la necesidad de practicar una escucha social activa. Créeme no es una postura de indiferencia, o de falta de compromiso, es un camino más tortuoso en la práctica, pero que promete unos resultados mucho más beneficiosos para todos/as.

Con todo ello creo que lo público es lo más importante en nuestra sociedad cuando tiene ese sentido de atención a la sociedad, si no existe un compromiso por cuidar, potenciar, desarrollar, mejorar lo de todos, corremos el riesgo de que unos cuantos manejen el destino general con criterios particulares, no siempre aceptados por todos/as,  y con ello nos dirijan hacia lugares donde no queremos estar. De igual manera lo público tiene que reservar un espacio importante para las iniciativas privadas que permitan que cada cual decida su destino, que puedan recorrer caminos diferentes y puedan lograr éxitos individuales, siempre que este no suponga un perjuicio para el resto de la población. Tanto los derechos de unos, como la de los  otros han de estar garantizado. Por lo que esta consideración requiere, fundamentalmente de respeto por la igualdad real y reconocida de todos los miembros de nuestra sociedad y una preocupación continua porque todos/as se sientan representados y beneficiados desde la propuestas y medidas que se tomen para eso que llamamos, lo público.

 

@rafacera

 

2 thoughts on “Lo público, lo que afecta a todos…

  1. Quisiera hacer un inciso a su argumentación.

    La terminación “-ismo”, según recoge la RAE, sirve para formar sustantivos que suelen significar doctrinas, sistemas, escuelas, movimientos o actitudes, e incluso términos científicos. No tiene por qué formular extremismos, y de hecho un mal ejemplo que ha escogido es el de “feminismo”, que promulga la igualdad de derechos de hombres y mujeres (a algunos les parecerá radical, como hace cien años la escolarización obligatoria, pero no es el caso hoy por hoy, afortunadamente).

    Creo que tanto la gestión pública como la privada tienen sus virtudes y limitaciones, pero sus resultados dependerán, sobre todo, de cómo se regulen unos u otros (por eso las comparaciones siempre me han parecido odiosas). En algunos sectores, sin embargo, sí hay ejemplos de mejor gestión de uno u otro, como la salud, donde la gestión pública es la que mejor resultados ha dado a nivel mundial, pero sólo en el ámbito del propio servicio médico. Los equipos, material, medicamentos, son de origen privado. Incluso en investigación, la UE recomienda 1/3 de financiación pública y 2/3 privada.

    En mi opinión, si algo falla en la gestión pública de este país, es la escasa transparencia a la hora de designar cargos de responsabilidad. Se necesitan baremos y métodos de evaluación más técnicos, independientes (esto es, ajeno a deseos políticos) y basados en evidencia científica, para saber qué capacidades debe reunir un directivo para una labor concreta. Yo incluso abriría la posibilidad de introducir más personal internacional, con distintas formas de hacer las cosas, porque creo que aún tenemos mucho que aprender de ahí fuera.

    1. Jacinto con respecto a lo de feminismo en el post no trato de identificarlo como un radicalismo, sino q al igual q con el machismo una imposición de una parte Sobre la otra o al menos eso me parece en muchos casos. Los Ismos siempre me parecen q suponen eso, una parte sobre otra, siempre. Gracias por tu comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s