No volverán, como no vuelven los ríos

Es el empleo, o mejor dicho la falta de este, el  principal problema de nuestro país según los españoles. Se barajan estadísticas y datos que reflejan que en algunos meses mejora, en otros no. Sí parece que cuando lo hace no es de forma significativa desde luego, también visualizamos que el empleo de calidad se está cambiado en muchos casos, demasiados, por un poco más empleo pero de peor calidad. Son opiniones, que según a quién se le pregunte, se interpreta de una u otra manera. En temas de empleo algo que creo que debemos comentar y que es de interés es…

Sí, tenemos que tener presente que el modelo económico que sostuvo gran cantidad del empleo que se generaba en 2005, 2006, se ha deteriorado (no tiene los resultados de hace años) e incluso podríamos decir que ese modelo ha cambiado. Creo que por la propia evolución de nuestra sociedad, el modelo económico no es el que era, creo que ha mutado la visión de los negocios, y sobre todos ha cambiado la forma de hacer negocios. Que quiero decir con esto, que la actividad que remontó la economía y los empleos en España, la construcción principalmente, ha desaparecido del grueso de aportación al PIB nacional, pero que en mi opinión nunca más va a regresar, al menos en la dimensión con la que se implantó en épocas de burbuja inmobiliaria. No se va a construir lo mismo que antaño, ni se va a construir de igual forma y condiciones que hace unos años. Y este solo es el ejemplo, quizás el más significativo, de por qué creo que no se están dando los pasos adecuados para generar empleo de calidad. Se espera a alguien que no vendrá, se espera retomar modelos económicos instaurados en la época de bonanza económica, y eso, lamentablemente no va a suceder. Hasta que no nos tomemos en serio el reconducir y reconstruir un modelo económico solvente y competitivo, solo estaremos deseando que cada vez haya más gente trabajando en un modelo obsoleto, poco competitivo y que no pueda aportar soluciones, al menos reales para la economía española.

Hoy en día cualquier empresa es capaz de producir  lo mismo que hace 10 años y con mayor calidad con la mitad de plantilla que por aquel entonces. Esto es un síntoma de que mucho de los empleos que se pierden cada día no se van a recuperar,  no por nada, sino por innecesario. Esto es una mala noticia para quien debe regenerar el empleo en España, pero sin duda si es cierto que el problema plantea situaciones que hace pensar que sería conveniente un periodo de transición donde no creo que no nos recuperemos de forma generalizada a nivel económico. El auge de las nuevas tecnologías, la priorización por la economía financiera virtual y el poco interés por la economía real fundamentada en actividades que generen valor en la sociedad y no solo en plusvalías financieras, el diseño de modelos de negocios cada vez más eficientes y mas automatizados, el comercio electrónico y su potencial, todo ello son razones entre otras, por lo que los empleos tradicionales puede que no vuelvan. Debemos tomar la parte positiva de esta evolución en el mundo económico-empresarial y no es otra que seguro que estas misma casusas también están generando oportunidades laborales, de pero de otro tipo de empleo, la cuestión por tanto es ¿estamos preparados, o nos estamos preparando convenientemente, para aprovechar esas oportunidades laborales?. Ese habría de ser la prioridad en mi opinión para crear empleo de calidad.

Para crear empleo en cantidad significativa y de calidad, os dejo algunas de las propuestas que creo podrían ponernos en el camino de mejorar el mercado laboral:

  • Hay que apostar y ponernos a trabajar en el diseño y creación de un modelo económico competitivo.
  • Los sectores actuales tradicionales pueden servir en algunos casos, pero sin un aumento de cultura empresarial, innovación y talento, solo nos quedará competir por precio como ventaja competitiva y eso no es bueno para un país que desea el bienestar social, ni viable
  • Realizar un esfuerzo formativo (con un programa a nivel nacional serio de formacion) para personas y adaptar los trabajadores al nuevo modelo, iniciar un proceso de reorientación competencial hacia el nuevo modelo económico
  • Premiar el tránsito a ese cambio de modelo
  • No dejar escapar ni un “gramo” más de talento. Todo el que tengamos será poco para conseguir objetivos
  • Diseño y puesta en marcha de una campaña de verdadera potenciación y promoción por generar emprendedores de calidad que se ubiquen profesionalmente en ese nuevo modelo económico, no lo que se está haciendo hasta ahora, donde solo interés es el número de nuevas empresas creadas, no su competitividad y esperanza de vida
  • Establecer parámetros de control diferentes a los que ahora nos sirven para saber cómo está el mercado laboral
  • Con todo ello realizar un plan de empleo serio por segmentos de población
  • Invitar a las empresas a durante un tiempo cambiar beneficios por creación de empleo, incentivando fiscalmente la contratación y castigando el despido sin razón (el empleo no puede ser un negocio paralelo para las empresas, pudiendo despedir sin argumento a cambio de contratar por ayudas públicas y menor salario, esto contraindica la mejora del mercado laboral). Esto en principio puede parecer inadecuado para los accionistas e inversionistas, pero créeme, esta medida es una inversión que hacen fundamentalmente las grandes empresas por mejorar el mercado nacional, generar consumo, confianza, oportunidades, y por ende, supone una estrategia de mejora del mercado y su atractivo, con lo que las propias empresas verán positivamente reflejada esta mejora en sus cuentas de resultados, rentabilidad etc…, con lo que se verán recuperada su inversión no en demasiado tiempo, así como provocar una dinámica económica diferente a la que ahora sufrimos
  • Buscar el retorno de la inversión que hacemos en las personas con talento, no podemos producir talento para que lo disfruten otros competidores. Como he comentado esto es básico, pues en mi opinión el talento bien dirigido genera más empleo que cualquier medida laboral

Eso es lo que creo necesario, si queremos retomar el camino en que la mayoría de las personas tengamos empleo. Esto va necesitar en primer lugar de convencimiento, luego de valentía para iniciar el proceso, por supuesto de talento y capacidad para realizarlo y por ultimo lo más preocupante, de tiempo para conseguir los resultados que se esperan. Es un problema de una transcendencia tal, que creo no será posible si no hay un proceso de consenso a niveles diferentes, patronal, sindicatos, gobierno, políticos, banco, etc. Ha llegado el momento de cambiar de rumbo económico y empresarial de este país, pues el camino que recorrremos no nos lleva a ningún buen sitio, al menos para la mayoría de la sociedad, y es que los empleos perdidos con el modelo económico actual no volverán, como no vuelven los ríos, no volverán.

@rafacera   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s