“Business Devils”

Son los conocidos business angels, las personas u organizaciones que aportan fundamentalmente dinero a proyectos de emprendedores para poder ponerlos en marcha. Pero esa figura de “ángel” en ocasiones se convierte en “diablo” para el proyecto.

Se sabe que quién decide en los proyectos de empresas son los socios que ponen el dinero para el desarrollo del mismo. Este condicionante, que nos siempre es el acordado entre emprendedores y socio capitalista, provoca que algunas buenas ideas no se conviertan en buenas empresas.

La estructura general de fuentes y agentes de financiación ajena en España no tiene un sentido, por lo general, adecuado a las necesidades de la mayoría de nuevos proyectos que se dotan de dinero. Digo esto pues el trato economicista de los aportadores de recursos económicos en muchos casos, provoca la mala decisión de no invertir o de invertir en condiciones que asfixien el recorrido lógico que necesita la nueva empresa. Desde los bancos, la propia administración cuando asume el rol inversor, así como fondos de inversión, capital riesgo, se guían en muchas ocasiones, no digo que siempre, por criterios excesivamente economicistas de ROI o ROE.

No existe en España una estructura inversora suficiente, ni bien orientada, ni por magnitud   a las necesidades del país, quizás por nuestra falta de inquietudes en este ámbito, así como por ser una actividad relegada a un mercado reducido o por poca tradición empresarial. Es incuestionable que los fondos externos en la actualidad están encontrando múltiples gangas e incrementando su presencia ya que somos un país de interés y que cada vez más inversores nacionales desarrollan actividades inversoras en empresas y proyectos. Pero la reducida estructura de fuentes de inversión y demás características de esta, se merece un post que ya dedicaremos cuando decidamos

En mi relación con emprendedores, y sus proyectos de ideas para convertir en empresas, he detectado que en ese tránsito idea-realidad y búsqueda de financiación tan necesaria para desarrollar todos los planes de la empresa, dicha financiación modificaba los objetivos y planificación estratégica de la empresa de tal manera que aquello que tenía viso de viabilidad a todos los niveles, los ajustes impuestos por el dinero, hacen que sea un proyecto abocado al fracaso. Es en ese caso cuando denomino a los business angels como business devils, y es que lo que parecía un ángel para el proyecto, se convierte en un verdadero diablo para la iniciativa.

Cuando conoces la forma de actuar en otros países de inversores con respecto a los proyectos empresariales, observas que existe una cultura más medio-placista o más vinculada a lo que necesita el proyecto para el éxito, y en función a esto, establecer los aportes económicos que necesite. No digo que en España sean todos los inversores unos cortoplacistas que modifican los proyectos empresariales, por supuesto que no, pero si es cierto que en comparación con la cultura de otros países, si podemos observar cierta inclinación general más por la rentabilidad a corto, que por la necesidad el proyecto para alcanzar los más altos rendimientos.

Comentando estos aspectos con muchos responsables importantes de fuentes de financiación, al final sacas la conclusión de que su pensamiento, no el de todos insisto, sino de la mayoría es que su negocio es el dinero o mejor dicho multiplicar el dinero invertido. Esta es una misión absolutamente loable, lo que ocurre que con una intención tan dineraria e incluso en ocasiones miope como esta, puede ocurrir que por plazos, necesidad de espera, tiempo y realizar determinadas acciones necesarias para la viabilidad del proyecto, puede ocurrir que dejen escapar buenos negocios que conseguirían ese fin de aumentar el dinero invertido, pero como todos sabemos la variable tiempo (la paciencia del inversor) es importante en la decisión de invertir.

Por lo que el emprendedor tiene una nueva responsabilidad, no solo la de conseguir la financiación para su proyecto, sino también saber decidir entre las opciones que más valor le pueda aportar a la nueva empresa y su viabilidad. No es un proceso fácil para mucho de ellos pues la necesidad lleva en ocasiones a malas decisiones de los propios emprendedores, así como de los inversores. Soy de la opinión americana que lo que faltan son buenos proyectos, que el dinero está en la calle, pero esto no es condicionante para que cualquiera y en cualquier condición lo puedan aportar. En los proyectos de emprendedores, las necesidades económicas casi siempre aparecen como de las primeras en sus escalas para llevar la empresa adelante, cuando lo revisas ese proyecto ves con claridad que la gran mayoría tienen importantes carencias en otros ámbitos, más importantes que el propio dinero.

Es por ello que desde estas líneas te propongo, estimado emprendedor/a,  que encuentres business angels que aporten management, modelo de negocio, valor al proyecto y que posteriormente cuando todo ello este perfectamente definido, acudas a por el dinero y establezcas las condiciones que mejor se ajusten a la nueva empresa para su máximo rendimiento o viabilidad. Yo mismo me colaborado con proyectos en este sentido, he aportado el management, la planificación, la organización o lo que haya demandado a petición de equipo promotor de la idea y posteriormente se han buscado socios capitalistas que solo aportaron dinero a una empresa con el tiempo le ha hecho ganar bastante dinero. Piensa querido/a emprendedor/a que la idea no es suficiente. La mejor idea del mundo puedes convertirla en la peor empresa, por lo que hilvanar de forma conveniente el proyecto es absolutamente imprescindible y como colofón saber los fondos necesarios a conseguir. Otros toman el camino de según el dinero disponible, se ensambla un proyecto u otro y es una posibilidad, pero con menos visos de éxito sin duda, pues la premisa es que necesitamos el dinero que el proyecto demande según los objetivos establecidos y a conseguir, no al revés.

Piensa siempre que todo lo que incluyas en tu proyecto para tu nueva empresa ha de generar valor para esta, por lo que te sugiero que no incluyas o vendas tu proyecto al diablo. Suerte!

 

@rafacera

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s