Juventud y desinterés por el talento !

Son  circunstancias inasumibles y ciertamente negativas  las que provocan que muchos de nuestros jóvenes emigren hacia otros países, en busca de oportunidades laborales. La llaman, a esta generación de jóvenes, la generación perdida, aunque  espero que no sea así. Lo que si es cierto es que el escenario que se muestra ante ellos en la actualidad no es muy alentador, ni para sus intereses, ni para el interés de nuestro país.

No descubriré nada nuevo si digo que esta generación de jóvenes (hasta los 35 años) es de las más preparadas y formadas que jamás tuvimos en la historia en nuestro país. Por ende, es en la que más hemos invertido como país, y la que posiblemente menor ROI vaya a generar para el mismo. Yo añadiría, que este colectivo de jóvenes además se le debe etiquetar como la generación engañada. Sí, pues se les convenció de que formándose, que preparándose tendrían más y mejores oportunidades en la vida y fijaros los resultados que están obteniendo. Ha sido el gran engaño, la formacion no implica más oportunidades en nuestro país, sino la obligatoriedad de salir de tu entorno y emigrar como ya hizo una generación allá por los años 60, con la diferencia de que esta ha costado mucho dinero y sacrificio, al estado y a sus familias, y ahora van a crear valor allí donde vayan, con lo que nos quedaremos en inferioridad de condiciones a la hora de competir, de nuevo entramos en ese mismo escenario de autopropiciar nuestra falta de competitividad!. La generación de los años 60 costó mucho menos dinero y generó un valor mucho menos trascendental para la competitividad en los países a los que emigraron, esa es otra gran diferencia con la generación actual.

Esos, los jóvenes que tienen que emigrar, están bien formados, bien preparados para aumentar la competitividad, esos jóvenes son en los que hemos asumido todo el coste de su formacion para que ahora lo disfruten otros países con los que competimos. Mal asunto!. Por otro lado, los jóvenes que se quedan en España o están parados o en una situación laboral que les invita a irse aunque trabajen. El otro día leía que el 55% de los jóvenes que trabajan en España están sobrecualificados para los puestos que ocupan y sin demasiada esperanza de lograr el puesto para los que si poseen cualificación!.  Sí, son pocos los que trabajan y lo que lo hacen, en su mayoría, no trabajan en aquello para lo que se han preparado. Con esta circunstancia estamos poniendo en marcha un futuro ciertamente negro para nuestra sociedad. Estar sobrecualificado de manera permanente para un puesto, provoca desde la desmotivación y consecuente falta de productividad, hasta un deterioro o infrautilización de su talento para lo que se le formó, además en esos puestos para los que se les infrautiliza a esos jóvenes,  tendrán que desarrollar otros talentos, posiblemente menos reglados y competitivos  para sobrevivir en esa situación laboral.

Con todo ello estamos hablando de jóvenes que nos han costado una “pasta” su formacion y bien o se van a otros países para hacerlos más competitivos o se quedan y trabajan en puestos para los que tienen  que volver a aprenderlo todo (esto no es necesariamente malo, sí resulta nocivo, cuando tiene otros “añadidos” esta situación menos indicados para ser competitivo) y que además nada tiene que ver con su formación, o se les colocan en puestos que no requieren de sus talento para su desempeño. ¿Somos conscientes de que estas situaciones nos van a pasar una factura que posiblemente no podremos pagar como sociedad?, ¿Qué se está haciendo para revertir esta situación y aprovechar el talento del que disponemos?.

Los que me leéis con cierta asiduidad sabéis que siempre mantengo que la competitividad tiene muchas vertientes todas ellas necesarias, pero también que el pilar fundamental para ser competitivos, es el talento. Y me da igual la edad que este tenga, me he centrado en los jóvenes por ser un colectivo seriamente afectado por esta situación que vivimos de falta de verdaderas oportunidades, pero hace ya algunas fechas también escribir del talento desperdiciado de las personas con experiencia. Con ello quiero reafirmarme en que soy un ferviente defensor del talento proceda de donde proceda, tenga la edad, el género u origen que tenga. Es por ello que me sorprende escenarios habituales que se perciben como que empresas que priorizan ahorrar en costes laborales en detrimento de su bolsa de talento, perdiendo oportunidades de negocio (resultado: mal dato de rentabilidad, o peor aún, de competitividad), u organizaciones que maltratan el talento desaprovechándolo en muchos sentidos, mal pagándolos, explotándolos o ubicándolos en lugares inadecuados donde no puede producir al nivel adecuado según ese talento, o me sorprende enormemente que no haya un plan nacional para la recuperación del talento perdido, desarrollo del que poseemos y que se favorezca dicho talento, todo ello me sorprende pues no sé exactamente cuál es nuestro plan para ser competitivos, no sé exactamente qué haremos para tener un mejor futuro que el presente que vivimos.

El talento es la respuesta a mucho de nuestros problemas, por lo que debemos aportar todos soluciones desde las empresas, administraciones, universidades, escuelas de negocios, población, debemos provocar iniciativas, oportunidades, sacrificios, control que generen el espacio que necesita ese talento, para que salgamos adelante, pero no de cualquier forma, sino con la relevancia y bienestar que nos merecemos por ese recurso que posemos!. El talento es un asunto de interés estratégico y prioritario para nuestros intereses como país y se está dejando olvidado. En el talento que atesoramos esta la solución a gran parte de nuestro problemas y no se puede ver a este como una amenaza.

@rafacera

 

hechos Si te apetece, vótame!

3 thoughts on “Juventud y desinterés por el talento !

  1. Somos la generación más preparada, pero tenemos casi un 50% de paro juvenil. Está claro que hay algo que no cuadra…

    Como estudiante de ADE puedo afirmar que nos han formado para buscar empleo, no para crearlo… He ahí el quid de la cuestión.

  2. Los paises eligen entre poner recursos para desarrollar cultura de talento o la cultura de la especulación corto plazo que no es capaza de desarerollar proyetos sotenibles y sóslidos.

    No es elegir entre finanzas y personas es cuestón de ponerlas en el orden correcto que siempre empezara por desarrollo y mantenimiento de talento.

    Gracias Rafael

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s