Cómo elegir el CEO que necesita tu empresa

La generalización siempre he defendido que se traduce en cierta injusticia por el número de excepciones que conlleva, por lo que admitiendo esto, mantengo la hipótesis de que necesitamos otro tipo de perfil profesional para acometer la máxima responsabilidad ejecutiva, para ser CEO (consejero delegado de una empresa).

En épocas de crisis se suelen buscar perfiles más reducidores de costes, que facilitadores de negocio, así en estos tiempos son muy habituales comprobar como los responsables financieros se hacen con las riendas de las empresas para restructuraciones de deuda, reducción de costes laborales, estructurales, planes de reflotación financiera, disminución de tamaño la empresa, venta de divisiones no productivas o estratégicas, etc…, cuando la bonanza económica inunda a la empresa se suele pasar a perfiles más generalistas, más de visión  humanista y menos técnica si me lo permites.

En la actualidad se están incorporando CEOs que han mostrado buenos resultados en la explotación de negocios, bien relacionados con diferentes entes públicos y privados, buenos comerciales y con una perspectiva muy centrada en costes, o mejor dicho en la reducción de estos, sin grandes alardes inversores y con la misión de conquistar al accionista sobre todas las cosas. Insisto, es la imagen de generalidad que me muestra las incorporaciones y sucesiones que veo en muchas empresas de muy diversos sectores y tamaños. Parece que ven que lo peor de la crisis ha pasado, e intentan esas empresas revivir momentos de gloria de no hace mucho tiempo, con lo cual es probable que se repita la historia, es decir la más que probable incapacidad de lidiar o no ser solidos ante una nueva crisis o situación de inestabilidad, que sin duda antes o después vendrá.

Para el mí el puesto de CEO es de tal importancia, que me parece se debe realizar un análisis muy estricto de quien queremos tener en esa función. Este puesto se ocupará y vendrá obviamente determinado por las políticas y designios del consejo de administración, aunque en muchas ocasiones suele ser muy frecuente, sobre todo en empresas de menor tamaño, que el CEO y el presidente del consejo sea la misma persona, con lo cual la función ejecutiva y estratégica se vuelca en el mismo profesional. Con todo ello quiero decir, que buscar el conductor adecuado para la empresa es de valor estratégico para saber quién es esa empresa  y que quiere ser, y que va hacer para llegar hasta su meta. Por lo que fichar este profesional según las condiciones de entorno, y solo este aspecto, es un grave error que suelen pagar con la liquidación muchas sociedades por inadaptación a dicho entorno, por no alcanzar el nivel competitivo necesario.

Una empresa tiene margen de maniobra indiferentemente de que viva una época de bonanza económica o pase por problemas (casi todas las empresas siempre tienen problemas, es el estado normal), por lo tanto creo que lo prioritario es quién es la empresa y que quiere ser, hasta dónde quiere llegar, ese es el barco a manejar, la mar luego estará alborotada o tranquila, pero tiene que ser el capitán el que tenga un repertorio competencial, experiencial y actitudinal que le permita llevar independientemente de que  la mar este tranquila o que haya tormenta. Nunca persiste un estado estable por mucho tiempo en una organización, y eso creo que es de muy interesante, por lo que el CEO debe ser un profesional adaptable y eficiente en el desarrollo de sus funciones, en los escenarios diferentes que vayan evolucionando el navegar de la empresa.

Si observamos la práctica habitual en el fichaje de CEOs, comprobamos que no se mantienen estos criterios de selección del profesional. Existen muchos, demasiados profesionales especialistas, buscando un símil deportivo sería un poco como en el baloncesto profesional donde se fichan de manera frecuente jugadores con rasgos muy definidos  bien son anotadores, reboteadores, defensores, animadores, etc…, es decir especialista en aspectos muy concretos del juego que buscan soluciones para escenarios muy específicos de partidos. De igual forma encontramos muchos perfiles de CEO especializados en funciones concretas, de forma que te encuentras empresas que le dicen a sus headhunter: “estamos en esta situación en la empresa”, con lo cual muchos cazatalentos le muestran al cliente el catálogo de posibles candidatos de esta forma: este es muy bueno reflotando empresas, este es muy bueno reducción deuda, este es muy bueno buscando alianzas, etc. ese nivel de especialización en un puesto tan multifuncional, creo que provoca rotundos fracasos para la empresa ya que el trabajo del CEO especialista, solo servirá, en la mayoría de las veces, no para poner a la organización otra vez en el mercado en buenas condiciones para competir, sino para parchear una situación que tendrá una incidencia muy temporal.

Soy de la opinión que según el tipo de CEO que posee una empresa, esto dice mucho del tipo de empresa ante la que estamos, hace algún tiempo trabajaba con un cliente, un empresa IT donde querían darle un nuevo impulso a la empresa y esto pasaba, según el consejo de administración, por la sustitución del CEO, con lo que me pidieron les facilitara mi opinión para iniciar el proceso de selección del nuevo CEO, con el objetivo de lograr esos retos que se planteaba el consejo. Gran parte de este consejo me “sugirió” su apuesta por la figura de un profesional de gran calado técnico, un magnifico ingeniero de magnífica trayectoria creadora y desarrolladora de software y aplicaciones, tras revisar su bagaje, sus competencias, su formacion, su forma de ver la empresa, realice un informe desestimando la candidatura, ¿razones?, no tenía una visión global de la empresa, era un especialista de gran valor técnico, pero tenía ciertas carencia de liderazgo, reducido nivel comunicacional, lo comercial, lo económico, no era de su agrado, no sabía que empresa quería, ni cómo hacer llegar a un destino. Con lo que concluí que la elección de este candidato no solo se le iba a pedir al profesional un trabajo a nivel competencial en el que no era el mas adecuado, sino que también se perdía un magnifico director de departamento técnico, disminución de competitividad por todos lados con esta decisión. Tras revisar el consejo aquella recomendación, se eligió otro perfil, en concreto el de una chica con menor recorrido técnico pero con una visión mucho más global de la empresa,  así como con competencias y actitudes que entendíamos más recomendable para el reto, hoy podemos decir que fue un éxito la decisión que el consejo tomó.

Un CEO ha de ser un profesional que:

  • Tenga un modelo de empresa moderno, actual, eficiente, ilusionante…
  • Que posea muy diferentes competencias personales, profesionales y acordes y necesarias para la organización, su personalidad y retos
  • Le ha de gustar las personas
  • Ha de ser trabajador, honesto, leal, persistente, optimista, conciliador, buen manejador de conflictos, inspirador…
  • Soy de la opinión que los generalistas en estos tiempos, y seguir que en un futuro cercano dan mejores resultados que los especialistas en función o retos concretos
  • Buen creador y desarrollador de equipos
  • Adaptable, dúctil, buen negociador, luchador, bien formado, con experiencia, con bajo afán de protagonismo, con alta tolerancia a la frustración,

Es el CEO el profesional que puede determinar “la esperanza de vida” de una empresa, así como su nivel de bienestar y por supuesto, su nivel de competitividad en los mercados, por lo que es necesario incorporar al/la más adecuado/a. Eso será dificultoso si no  sabemos con exactitud qué empresa somos, que empresa queremos ser y como queremos llegar hasta allí (que camino elegiremos para encontrar la meta). El entorno será una variable más a controlar, muy importante, pero una más, por lo que no puede ser lo único que determine el perfil profesional a elegir para el cargo de máximo responsable en la organización. Un CEO no es ningún superhéroe, no debe serlo, solo debe ser el facilitador de que la empresa sea competitiva y eficiente, respetando la personalidad que posee, para dar la imagen adecuada.

@rafacera

 

Si crees que lo merezco….VÓTAME!

hechos

One thought on “Cómo elegir el CEO que necesita tu empresa

  1. La formación Humanística es generalmente una carencia en los super especialistas técnicos de las actuales empresas. Formar en estas disciplinas debe ser el camino para descubrir que sí existen posibles CEOs entre los miembros de una misma empresa sin buscarlos fuera. Además tendrán el conocimiento necesario del alma de la empresa por su experiencia en la misma. El actual cambio no es malo en sí mismo, pero se pierde la identidad de la empresa al imponerle la camiseta propia individual del nuevo valor humano adquirido. La virtud está quizá en el diálogo sincero de los equipos y sus posibilidades reales frente al accionista y los clientes. El producto será el resultado de los equipos y la imagen de la empresa, no del falso marketing importado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s