Criterios para ser una empresa excelente

Es la excelencia el objetivo de muchas organizaciones. ¿Pero que debemos hacer en las empresas para alcanzar el nivel de excelente?.

Como ya he comentado en muchos casos, la excelencia en sí misma no puede, no debe, ser un destino, sino un camino que genere ventajas competitivas y que de alguna manera siempre mantenga “en vilo” al gestor ante la posibilidad de perder esa senda. A la excelencia casi siempre se la vincula con la gestión interna de la empresa, solvencia económica, nivel y calidad de deuda, liquidez, atractivo para accionistas, fortalezas fundamentalmente basadas en datos numéricos. La excelencia, por definición, tiene que abarcar todas las áreas de la empresa y por supuesto que la excelencia tiene que impregnar a la gestión, pero también a otras muchas cosas como imagen de marca, satisfacción de clientes externos e internos, branding, reputación, posicionamiento etc…

Es por ello una cuestión de lógica pensar que si la excelencia es un camino a recorrer o un viaje continuo de la organización, pienso que no se puede catalogar a una empresa de excelente o no en términos absolutos decir que posee la excelencia, más bien mantengo que las empresas en este aspecto se ubican en el continuo de 0 a 10 en excelencia, puesto que no hay parada que permita decir que una organización es absolutamente excelente o al menos para mí no existe, pues es una cuestión puntual y lo que ahora puede ser excelente en dos minutos ya no lo es. Es por ello que creo necesario que os de mi definición de excelencia empresarial para argumentar todo lo que os digo.

Parar mí una empresa excelente es aquella que se adapta con absoluta perfección a los condicionantes de los mercados, que consigue clientes fieles por convicción y satisfacción, que le obsesiona el talento y potencial de sus trabajadores, así como su felicidad, es la empresa que consigue magníficos resultados para sus accionistas y que mejora la comunidad donde desarrolla sus actividades a muy diversos niveles. Y que con todo ello alcanza niveles máximos de competitividad y de felicidad en la organización y en la sociedad.

Es obvio que si esta es la definición que utilizo para identificar el nivel de excelencia de una empresa, los criterios deberán ir acorde con las exigencias que la definición propone. Como sabéis se ha tratado de identificar o llegar a un acuerdo sobre que es la excelencia y como medirla, lamento comentar que creo que a lo que muchos aceptan o llaman excelencia, lo podríamos confundir con fortaleza económica y esta debe estar dentro de a excelencia pero no por ella misma definirla. También veréis que en función a como se defina la excelencia quien lo hace define su modelo de empresa ideal, con lo cual habrá tantos tipos de excelencias como modelos de empresas.

Pues bien yo os comento los criterios que creo definen mi manera de definir la excelencia:

  • Altos niveles de fidelización de clientes
  • Niveles de seguidores de la empresa
  • Valor de la marca
  • Bajos niveles de rotación en la plantilla
  • nivel de clima laboral
  • Interés por trabajar en la empresa
  • Planes de actuación para el talento orientado
  • Potenciación de mejora para con los trabajadores
  • Incremento de valor constante de la empresa de cara a inversores
  • Niveles de eficiencia en gestión
  • Nivel de reputación social de la empresa
  • Nivel de interactividad empresa-sociedad
  • Durabilidad de estos criterios en el tiempo
  • Cantidad de valor que genera la empresa para accionistas, trabajadores, clientes y comunidad
  • Resultados económicos de la empresa (esto suele ser resultado de todo lo anterior, pero no debemos olvidarlo como asunto menor)

Con estos criterios podemos catalogar el nivel de excelencia de una empresa. Con estos criterios, trabajo para que las empresas aumenten su nivel de excelencia.

Iniciar el camino de la excelencia empresarial es el viaje que toda empresa acomete nada más ser creada, luego son sus responsables, los que determinan que direcciones tomar en función a sus modelos de empresa, alcanzando niveles fluctuables de rendimiento, de excelencia. La valoración que de esta se hará, la debemos dejar a criterio del accionista, del trabajador, de los clientes, de la comunidad, no de ninguna revista o autor especializado. Criterios para recorrer un camino sin meta, para ser una empresa excelente, ¿coincide con los tuyos?

@rafacera

One thought on “Criterios para ser una empresa excelente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s