Eso que llaman el clima laboral

“El nivel de competitividad lo conocerás por el clima laboral que encuentres en una organización”. Esa frase tan lapidaria era la que me comentaba en mis años de iniciación en esto de las empresas, un directivo de mucha trayectoria profesional y de éxitos en esa carrera. Tras mis años de experiencia e interacciones con empresas, es algo que reafirmo desde el convencimiento. ¿Pero qué hacer para tener un clima laboral sano, que no bueno?.

Es necesario decir que entendemos por clima laboral, y para mí el clima laboral es el ambiente que se respira en una organización, es por ello que os comento que este clima no tiene que ser bueno, sino que tiene que ser sano, respirable, fortalecedor. No es cuestión de ir por la empresa y ver que hay buen rollo, que todo son sonrisas, o que todos se tratan de forma adecuada. El clima laboral ha de potenciar el desarrollo y capacidades de las empresas. Incluso es más, podemos encontrarnos empresas donde se dan muchos y variados conflictos y no por esto justamente han de tener un mal clima laboral. El conflicto puede ser síntoma de un mal clima laboral y de justo lo contario, pues en ocasiones los conflictos se plantean por el intento real de hacer las cosas de mejor forma, más eficiente o con otros criterios que generen más valor para la compañía. El conflicto en si mismo no es síntoma de la calidad del clima laboral hasta que no conoces las causas de dicho conflicto. Sin embargo la conflictividad si es claro síntoma de que algo no funciona bien en esa empresa.

Para poseer un clima laboral sano hay que cuidar de que los agentes “patógenos” que podamos encontrar en la empresa, intentar minimizarlos o eliminarlos serian la perfección. Esta es una cuestión de higiene y preventiva en la empresa muy a tener en cuenta, que puede mejorar o enraizar nuestro clima laboral.

Cuáles son esos agentes que pueden provocar un clima irrespirable en una empresa:

  • La competitividad mal entendida o mal planteada entre trabajadores
  • Liderazgos al margen de los liderados
  • Sistemas impuestos no negociados
  • Inadecuados canales de comunicación tanto internos, externo, o transversales
  • Desconocimiento de los trabajadores, sus valores, comportamientos, sentimientos, etc…
  • Mala aplicación de la dirección por objetivos
  • No establecer y dar a conocer los parámetros controladores en la organización, o que esto no sean objetivos
  • La falta de planificación y/o la inadecuada organización de los recursos, de todos
  • La subjetividad es uno de los patógenos más dañinos
  • No establecer un ambiente de equipo, favorecer el individualísimo. Trabajar como un equipo no como un grupo
  • Los sistemas retributivos, no solo los económicos; que no posean una base objetiva y acordada
  • No generar los márgenes suficientes para que el talento se pueda mostrar
  • No valorar la alegría como un factor importante en el trabajo
  • Ser una organización sin valores definidos y visibles en sus comportamientos
  • Los personalismos, los egos, que no están a disposición de la empresa, sino de ellos mismos

Podríamos comentar otros muchos patógenos que hacen que los climas laborales sean dañinos para las empresas, pero esto son los más frecuentes, y probablemente, los de más impacto en los resultados de la empresa, los que más afectan al respirar de los integrantes de una empresa.

Para tener un clima laboral de esos que llaman sanos, de esos que beneficien en todos la aspectos a las empresas, no hay nada mejor que la objetividad, la verdad, los valores, el respeto, la labor de equipo, y la buena comunicación, todo lo que vaya a contrasentido con estos parámetros, provocarán que sus trabajadores se “ahoguen”, aumenten sus absentismo laboral, disminuyan la productividad, no puedan con el estrés o que tengan ciertas repercusiones muy negativas, y no solo para ellos, sino directamente para la empresa su marca y sus resultados. Eso que llaman clima laboral, es parte esencial para alcanzar los objetivos, es de carácter estratégico para el éxito, pero sobre todo para la “salud” de las empresas y sus componentes.

 

@rafacera

One thought on “Eso que llaman el clima laboral

  1. Impecable Rafael.

    Es dificil encontrar un liderazgo parcitipativo, con mayusculas, a lo bestia, pero esta capacidad de hacer que todo el mundo se sienta participe, mas la capcidad de provocar la sensacion de libertad de opinar y recomendar es lo que asusta, creo yo, gran parte del lideres y liderazgo del pais, Incluso la conflictividad a la que te referias tiene mejor solucion, si se produce, dentro de este modelo que de otro cualquiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s