Si no estás, no me das confianza…

Es impresionante como va evolucionando y lo rápido de las nuevas formas de compra. Es increíble como todo el canal on line y su propuesta de valor, está variando la forma de comportarnos, de pensar en las compras entre los clientes. Fijaros lo que hablaba el otro día con un empresario.

Mantenía una reunión hace unos días con un importante empresario del sector industrial y comentábamos como el mundo on line está moldeando, variando o cambiando en definitiva, no solo la forma de comprar, sino la forma de ver las empresas y sus propuestas u ofertas. Él me comentaba que no era amigo de la redes sociales ni de lo on line en general. Es un profesional muy formado en otras formas de entender el negocio, y en honor a la verdad hay que decir que le ha dado muchas alegrías y buenos resultados su forma de enfocar los negocios, pero donde lo on line, tan valorado por todos, lo deja para sus colaboradores. También me comentaba que no estaba presente en ninguna red social, no estaba en Linkedin, no estaba en twitter, en definitiva todo lo que existía en la red de su perfil y logros profesionales, eran las noticias propias que sobre su empresa y sobre él, aparecían.

Él está convencido de que esa, su estrategia, es buena. De qué cuanto menos se sepa de él y de su empresa, mejor. Yo como siempre le replicaba y le decía que en absoluto esa es una buena forma de actuar. Le comentaba que entendía que tuviese una edad, que no nació o creció en el boom tecnológico, que las nuevas tecnologías pueden que no las maneje o tan solo que no le gusten, pero todo eso no es óbice para utilizar la red como escaparate de tu marca personal o empresarial.

Él decía que no se veía subiendo artículos, o modificando su perfil o relacionándose con mucha gente a través de redes, te entiendo le dije, pero de las personas que piensan así o de las empresas que no tienen o existen referencias en internet cada vez me fio menos, estimado amigo. Él con cara de sorpresa me decía, como que por no estar en internet su marca profesional valía menos o su empresa era más sospechosa o menos confiable, para la gran mayoría así es.

Esa es la realidad, que cuando alguien investiga sobre ti o sobre tu empresa y no existen referencias, no existe información sobre qué haces, quien eres, como te relacionas, que hablas, donde estas, cuando no está disponible esa información, al menos yo, lo primero que me invade es la desconfianza. Y esto no quiere decir que tenga que tener toda la información a mi disposición, que toda esa información tenga que estar a disposición de todo el mundo, lo que si debe existir es la información suficiente para conocer un poco esa empresa, o esa persona, su perfil, sus gustos, quien es en definitiva. De igual manera cuando lo que encontramos sobre esa empresa o persona es información demasiado abundante, inconexa, contradictoria, o inadecuada, también me genera otros prejuicios, y por supuesto, igualmente negativos como los que te he comentado de desconfianza.

Es una realidad que internet es un canal absolutamente útil y colaborativo, que creo debemos utilizar para mostrar nuestra marca, para mostramos, en los aspectos que nos interese. Ello conlleva que el canal y que lo manejemos en función a nuestros intereses, insisto, comerciales, personales o sociales. Esto no implica tener que incluir toda la información sobre nosotros en la red, aunque con el tiempo esto será inevitable por una cuestión de voluntariedad o no, pero aun no es conveniente, pero sí creo necesario aportar aquella información que sea necesaria para crear un perfil público. Esta es la parte voluntaria de estar o no en internet, la otra, la involuntaria, es lo que llamo la digitalización obligatoria de las personas y las empresas. Esta es toda la información que aparece sobre ti o sobre tu empresa y que tú no controlas, simplemente por tener una cuenta en redes, por tener una cuenta de correo o simplemente por conocer a ciertas personas que hablan sobre ti. Cualquier situación personal o profesional, aunque desconozcamos la fuente, puede hacer que aparezca en internet, y esto no es controlable por nosotros, aunque creo que no debemos ser ajenos a ello, por lo el checking cada cierto tiempo es necesario para ver la evolución de esta información y repercusión, sobre nosotros o nuestra marca.

En definitiva, no me fio de empresas o de personas en las que en la red no dicen nada o no encuentro nada, y creo que se conoce a una empresa o personal según la información que aporte en la red. Lo cierto es que negarse a participar de algo como internet, que puede ser un medio beneficioso o perjudicial para tu marca puede ser una decisión voluntaria, pero como no podemos controlar todas las fuentes hace que inexorablemente estemos presente de una forma u otra, es por ello que lo menos que podemos hacer es cuidar, conocer que referencias aparecen sobre nosotros y al menos que seamos conscientes de su existencia y en la medida de los posible que seamos capaces de ponerlas de nuestro lado, del lado de nuestra marca bien profesional o personal. Creo que esa conversación que mantuve con ese empresario fue muy interesante y que se podría trasladar la postrar de ese empresario a muchas personas, por cierto enhorabuena Joaquin por tu nueva cuenta de Linkedin, seguro que verás lo que te comento, ya te enviado solicitud de amistad, un abrazo

@rafacera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s