Competencias organizacionales, no personales!

Al igual que las personas, las organizaciones, las empresas, deben tener un bagaje experiencial, un talento orientado, una bolsa de competencias para hacer su trabajo y lograr sus objetivos. Pensaras que para lograr esos resultados esperados solo es cuestión de tener personal con un cierto perfil y capacidades, nada más alejado de la realidad.

Las empresas, como cualquier organización que tenga fan de lucro o no, sean públicas o privadas, sean mercantiles o de cualquier otro tipo, poseen personalidad propia e incluso un mapa competencial. Esto se lo conceden su misión, sus valores, su forma de entender el negocio, su experiencia en los mercados, la manera en cómo se estructura el modelo de negocio, como están organizados sus recursos, en función a las personas que trabajen en dicha empresa, todo ello es lo que determina su personalidad y capacidad.

Cuando se tiene como objetivo el éxito, lo primero que debe establecer el empresario o el consejo de administración, es definir que va a ser para esa empresa el éxito, debe definirlo de manera que no quede dudas para nadie que es éxito y que no lo es, y pueden definir este éxito en términos de ganar dinero, atender la facilidad de los clientes, crecer, ser más rentables, tener una gran reputación, etc., y posteriormente ponerse manos a la obra, a conseguir ese éxito.

Un aspecto que la empresa debe considerar de manera seria y profesional es, para llegar a esa meta o éxito, debe contar con ciertos recursos, y entre ellos, estará sin duda la necesidad de la empresa como organización de poseer una serie de competencias/know how, que le permita hacer determinadas cosas, tener un desempeño, que logren los resultados.

Esas competencias o capacidades del saber hacer, serán muy diversas y diferentes según los valores de la empresa, según como definan el éxito, según los mercados que atienda, según sus dirigentes, según múltiples variables… aunque creo que si podríamos enumerar algunas de ellas que se encuentran en las empresas que tienen éxito, de forma más o menos predominante, serian estas:

  • Poseen sistemas de integración de personal adecuado para la empresa en cuanto a talento orientado, perfil y rendimiento
  • Un clima de participación que produce mejoras, innovación e implicación
  • Una dirección implicada y que trabaja como eje dinamizador de resultados
  • Absoluta lealtad al modelo de negocio, al modelo de empresa instaurado
  • Poseer formas de comunicación a nivel interno, transversales y externo que mejoren la reputación de la empresa, que disminuyan el factor de conflicto,
  • Poseer una capacidad de cambio que no produzca traumas, ni desencuentros
  • Ser fieles a los valores, sobre todas las cosas
  • Compartir trabajo como grupo, saber trabajar en equipo
  • El respeto por trabajadores, accionistas, comunidad y clientes ha de ser y estar siempre presente en los comportamientos de la empresa
  • “Saber estar convenientemente” en los mercados,
  • Tener la competencia de crear ambientes agradables, buscar la felicidad, ser optimista, ser precavidos, ser listo como organización
  • Ser conscientes en la empresas que allí se dan muchos más mundos que el exclusivamente laboral y eso debemos cuidarlo
  • Ser coherentes en nuestros mensajes y comportamientos
  • Ser trabajadores como organización, serios, profesionales, estar actualizados, ser conscientes de que debemos mejorar como empresas, que debemos aprender y desaprender continuamente cosas
  • Ser competentes en todo aquello que suponga valor para trabajadores, clientes, accionistas y comunidad donde estemos presentes
  • Obsesión por el talento orientado, por el conocimiento y por la buena gestión de la información
  • Erradicación de diferencias entre colectivos, puestos, departamentos, solo el esfuerzo hacia los mismo objetivos producen el éxito
  • La implicación de todos en estos objetivos, bajo las políticas aprobadas y con la obsesión por la rentabilidad y generación de valor, es lo que marca las decisiones empresariales

Este listado describe competencias necesarias en las empresas con éxito, vemos que se muestran competentes en su relación a nivel interno con su principal activo, los trabajadores, sin olvidar otros stakeholders necesarios para sus objetivos, que es capaz de ganar dinero de forma honesta y honrada, que esas competencias la hace atractiva para accionistas e inversores, que establece la necesidad indiscutible de superar constantemente las expectativas de sus clientes y que persigue tener buena reputación en la sociedad. Por tanto, como puedes suponer, para que una organización posea esas competencias tan necesarias para alcanzar el éxito, no se conseguirá tan solo con tener una plantilla determinada, o con desarrollar una serie de políticas, eso se consigue a través de las sinergias de muchas variables, que darán como resultado un saber hacer, un ser capaz de hacer, el poseer una personalidad definida en la empresa y un desempeño organizacional suficiente para lograr las metas previstas. Todas las empresas tienen competencias, solo que algunas de ellas en ese repertorio son enemigas del éxito, de ahí proceden los problemas.

@rafacera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s