Ricos empresarios, ¿héroes o villanos?

Esas personas que tienen mucho dinero, y que lo hacen a través de sus empresas, los ricos, son para parte de la población unos héroes que incluso se llegan a idolatrar, y para otra parte de la población son los grandes causantes de todos nuestros problemas sociales. Hace algún tiempo, en una entrevista radiofónica, me preguntaron qué valoración me merecían los ricos empresarios desde el punto de vista del éxito, que si para mi eran héroes o villanos, a lo que contesté mi punto de vista, ahora lo comparto con vosotros/as, pero os avanzo que sigo manteniendo la misma opinión en la actualidad.

En nuestra sociedad en muchas ocasiones se mide el éxito de las personas por la cantidad de dinero que han sido capaces de ganar. Este criterio de éxito, ha abierto la puerta a muchas que personas, que manteniendo que el fin, ganar dinero, justifica los medios para conseguirlo. Muchas de estas personas han hecho mucho dinero a costa de prácticas en sus empresas, llamémosla así, poco decorosas e incluso en ocasiones ilegales, pues no importa el medio, solo el fin. No es menos cierto que hay muchos empresario/as que han hecho muchísimo dinero a través de su capacidad para tener éxito en el mercado, tener un impacto importante y por qué han sabido fomentar que sus empresas fuesen competitivas, atractivas para clientes, accionistas, para los trabajadores, para la comunidad.

Como expliqué en aquella entrevista radiofónica, para determinar si los ricos empresarios son “héroes o villanos”, siempre les paso el mismo filtro, saber cómo hacen su dinero, de dónde procede ese dinero, si lo han conseguido por su capacidad de conquista del mercado, por generar valor para la empresa, para los clientes, para los trabajadores, para su entorno, si ese dinero procede de su capacidad como empresario y propuesta al mercado, por un lado y por otro lado también me importa (me parece de gran importancia) saber a qué dedica ese dinero que gana, si invierte en mejorar su empresa, la capacidad de sus trabajadores, en retribuir adecuadamente a su gente, si emplea parte de ese dinero a causas sociales, si ese dinero tiene una finalidad social, si es capaz de generar un mejor entorno en definitiva. Esas dos cuestiones a la hora de valorar cuanto de mérito posee el rico empresario/a para mí son la que determinan en que grupo están.

Obviamente esos empresarios que hacen dinero a costa de la explotación de trabajadores, o consiguiendo contratos a través de amigotes influyentes, esos que sobornan a la administración o personas influyentes para conseguir contratos, los que le da igual maltratar nuestro medio ambiente, el de todos nosotros, aquellos que sus capacidades solo se centran en ganar dinero sin tener en cuenta la repercusión de sus hechos, todos/as ellos/as para mí no poseen ningún valor, no aportan nada, es más son parte del problema de nuestra baja competitividad y de muchos de nuestros problemas como sociedad. Producen más efectos perjudiciales de los que pensamos y de enorme calado social y económico.

Sería un poco inocente por mi parte, mantener que solo existen esos dos tipos de empresarios/as ricos, cuando en realidad son los términos intermedios los que más abunda. Para mí cuando el dinero es consecuencia de la capacidad de la empresa y de su competitividad, creo que se debe valorar positivamente la figura del empresario/a pues para mi posee mucho mérito, cuando sin embargo el dinero tiene una procedencia fundamentada en sospechosos contactos, chanchullos, engaños, negocios paralelos ilegales, medias verdades y aprovechamiento de desgracias ajenas, obviamente para mí no tienen merito, es más me parece un tipo de empresariado del que se debe prescindir.

En las empresas tomar el dinero solo y únicamente como un fin, casi siempre suele ser causa de actividades poco lícitas, sin embargo cuando el dinero se ve como un medio para hacer felices a los empleados, cuando los accionistas perciben la solvencia de la empresa, cuando tiene ese dinero una trascendencia positiva en los social a muy diversos niveles, cuando el cliente elige a esa empresa por las soluciones que aporta, solo en ese caso, es cuando veo héroes en la figura de esos ricos.

Para mí la legalidad en los comportamientos de las empresa es innegociable y la ética en los negocios una muestra de excelencia, pues se trata de aceptar más restricciones en los comportamientos de las empresa más allá de los que los mercados ya imponen por unos valores que mejora la sociedad en sus conjunto, si a pesar de todo ello aún se obtiene éxitos, se es competitivos, se gana dinero, el mérito debería ser muy valorado por la comunidad, por tanto, para mí los ricos empresarios pueden ser héroes y villanos según se comporten, según visualicen y desarrollen sus negocios.

Lo que si os puedo decir es que la imagen del empresariado en general no pasa por sus mejores momentos (en épocas de crisis esa imagen aún se deteriora más, pues se abre la veda para comportamientos menos adecuados y con más “libertad o flexibilidad” legislativa, por lo que los malos empresarios aprovechan no para remontar la situación con el menor impacto para todos, sino solo para ganar dinero), y es por ello que valoro muy positivamente la figura del empresario/a ese/a que me muestra que su éxito es merecido en los términos que te he comentado antes, de igual forma que ver en el empresariado el enemigo para una sociedad mejor, como un colectivo prescindible para un mayor bienestar social, es una generalización que no tiene sentido. Es con esos empresarios/as, esos que alcanzan el éxito y el dinero por su buen hacer, los que necesitamos para vivir mejor todos, son imprescindibles, sin ellos/as, la sociedad tendrá problemas y ningún futuro tal como se plantea nuestro modelo de sociedad. De igual manera hay que terminar con todo aquel/lla que solo le importe ganar dinero de cualquier forma, pues suele ser el cáncer esencial que más perjuicios puede crear. Querer ganar dinero no es ningún delito, puede serlo como lo consigues y a que lo dedicas. Por favor no metamos en el mismo saco a todos/as los empresarios ricos, no es justo, necesitamos a muchos de ellos pues son héroes para nuestra sociedad y también debemos legislar, controlar, y echar fuera de la comunidad a esos otros que no son más que villanos.

@rafacera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s