La ventaja competitiva es el olvido

Son las empresas, organizaciones que acumulan conocimiento a lo largo del tiempo. Al igual que las personas, todo sirve de experiencia para aprender cosas, todo aporta información que se puede convertir en conocimiento para ser más competentes. Sin embargo, aunque parezca paradójico, algo que debemos observar cuando intentamos ver el nivel de competitividad o potencial de una empresa o de una persona, es la capacidad de olvido que poseen para lograr los objetivos.
Es obvio que todo evoluciona, por lo tanto el conocimiento que poseemos no puede ser algo estático pues algo que evoluciona igualmente. Cuando aceptamos esto nos surge un serio problema, y no es otro que alguien o algo que no evolucione, que no tenga la capacidad de ir moldeando ese conocimiento o aprendizaje que posee, es alguien que puede quedar absolutamente obsoleto por inmovilismo y además en poco tiempo. Quiero decir con esto que lo que aprendimos ayer, lo aprendimos con las variables que ayer estaban vigentes, hoy una nueva situación con las mismas variables pueden requerir de nuevas formulas o soluciones, simplemente porque esas variables interactúan de forma diferente o con valores que no eran los del pasado, por lo que aprendimos que ayer funcionó, hoy en la misma situación no tiene por qué.
Es por ello que cuando trabajo con organizaciones o con personas, para mí es un factor relevante para establecer la competencia o potencial competitivo que poseen, ver no solo la capacidad de aprendizaje que poseen, sino también de que manera es capaz de desprenderse de aquello que aprendió y que ahora ya no es tan efectivo. Frases como llevamos haciendo las cosas en la empresa como hace 5 años, posee una experiencia profesional que me permite haberlo visto todo o ficharemos a ese directivo porque en su antigua empresa ha hecho muy buen trabajo y aquí va hacer lo mismo (esta me da pavor), son frases que delatan que poseen capacidad de aprendizaje pero quizás no tanto de desaprender, de olvidar lo que aprendimos en el pasado.
La capacidad de desaprender es menos frecuente que el aprendizaje, es menos frecuente y en ocasiones yo diría que cuesta más, incluso me atrevería a pronosticar que el desaprendizaje es una competencia que incluso puede llegar a estar mal vista, quizás por que en ocasiones tenemos una visión de que el aprendizaje es algo perdurable en el tiempo, quizás porque le adjudicamos un valor finalista a ese aprendizaje y que aquello que aprendemos sin lugar a dudas es un bagaje que perdurara siempre en nuestro repertorio competencial, nada más alejado de la realidad. Debemos tener la capacidad de desaprender al mismo ritmo a como evolucionan o cambian las variables o los valores y contextos donde interactúan estas.
El aprender debe poseer un criterio temporal, es decir, no lo aprendemos todo para siempre, sino que aprendemos cosas parciales basadas en determinadas variables, cuando estas evolucionan, cambian de valor o su forma de interactuar, es una nueva situación, con lo cual lo que aprendimos ya no ofrecerá tan buena respuesta o resultados. Insisto en que el aprendizaje es consecuencia de la situación en la que nos encontramos, si lo que observo evoluciona como no va a evolucionar la forma de entenderlo y darle respuestas. Es por ello que la misma situación en momentos diferentes o contemplados por personas u organizaciones diferentes, producen diferentes aprendizajes y conclusiones.
Son muchas, diferentes y cambiantes las variables que afectan a cualquier situación por lo que el aprendizaje se desarrolla e interioriza según esa situación. No es menos cierto que los humanos y las organizaciones en general tenemos tendencia a intentar dar respuestas automáticas, somos cómodos por naturaleza, es decir, ante esta situación lo que debemos hacer es…, es la comodidad que entendemos nos facilita el aprendizaje y eso supone un concepto inmovilista de ese mismo aprendizaje. Desgraciadamente no siempre es posible realizar ese tipo de respuestas casi intuitivas, por mucho que hayamos aprendido o peor dicho no siempre tiene el mismo efecto positivo esa misma respuesta para contextos diferentes.
Las organizaciones al igual que las personas tenemos que tener una actitud ante el aprendizaje para que en ocasiones no nos preparan, incluso desde nuestra más tierna infancia, nos obligan a recordar cosas a fijar datos y respuestas como si estas fueran a ser eternas e siempre igualmente resolutivas y lo llaman aprender. No nos preparan para movernos con soltura en el cambio o la incertidumbre. Nos deberían educar en la premisa de que lo que aprendimos ayer, hoy igual lo debo olvidar, nos deberían enseñar a aprender y desaprender con igual preocupación. Tenemos que tener una actitud favorable a desaprender, poseer una actitud positiva frente al cambio, y ese cambio no es una competencia nada cómoda para muchas personas y/o empresas. Las organizaciones cerradas o impermeables a cambios, los profesionales a los que el cambio les supone problemas, son candidatos a no tener una actitud adecuada frente al desaprendizaje y por ende, suelen afrontar situaciones con el bagaje que poseen, se aferran a él, de tal forma que en muchas ocasiones se darán cuenta que ese aprendizaje ya no le es válido para salir airosos de esas situaciones, aunque en el pasado si lo hicieran.
Por tanto se muestra como una competencia necesaria y que permite buenos niveles de competitividad la capacidad de olvido, la capacidad de deshacerse del repertorio de aprendizaje que poseemos, tenemos que aprender a desaprender cada cierto tiempo, cada ciertas situaciones para adaptarnos a la evolución irremediable que vivimos. El olvido puede ser una ventaja competitiva, siempre que se reemplace por nuevos aprendizajes que nos aporten valor en nuestro desarrollo personal y profesional.
@rafacera

<br />

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s