Escuelas de negocios: Requisitos para SER referente en el mercado

Existen muchas y diversas escuelas de negocios en nuestro país. La mayoría de estas escuelas poseen ofertas formativas muy interesantes, aunque en los tiempos que corren, creo que con tener una oferta formativa adecuada, no es suficiente para ser una institución destacada, no creo que esto suponga por sí mismo una ventaja competitiva que la haga atractiva de cara al mercado y por ende sea lo determinante para generar un alto nivel de demanda. Una escuela de negocio precisa de otros atributos para ser un referente en el mercado…

En primer lugar deciros que creo que las escuelas de negocios poseen un carácter estratégico y decisorio dentro del tejido empresarial y económico de nuestro país. Son instituciones de gran valor para mejorar la competitividad empresarial y económica de este país. Es por ello y por esta responsabilidad que sobre ellas recae, entiendo que existen ciertas lagunas o ciertas carencias que muchas de ellas muestran y que no siempre tiene que ver con la oferta formativa que presentan.

Entender que las escuelas de negocios tienen como única misión impartir a personas u organizaciones programas formativos en temas empresariales, creo que es una perspectiva un poco minimalista y reduccionista de su responsabilidad. Pensar que la funcionalidad de estas radica en enseñar a los alumnos/as cuestiones técnicas relacionadas con las empresas, sería olvidar o desviar la responsabilidad principal que entiendo debe cumplir cada una de estas escuelas de negocios, que no es otra cuestión que educar a los formandos.

Esta responsabilidad, la de educar desde la escuela de negocio, implica muchos matices y atributos que habitualmente son claramente percibidos sólo en las primeras o más importantes escuelas de negocios de nuestro país.

¿Qué atributos o valores ha de poseer una escuela de negocio para conseguir educar a un participante en cualquiera de sus programas formativos?, os dejo los más importantes:

  • Un código deontológico propio sobre como hacer, dirigir, controlar negocios y personas. Ha de tener una serie de valores y normas aceptadas que guíen los comportamientos, actitudes y discursos del formando en la actividad empresarial y económica
  • Las escuelas de negocios han de innovar, desarrollar, técnicas, habilidades, competencias que den sentido a ese código deontológico
  • Entiendo que la relación escuela de negocio-empresas ha de ser prácticamente indivisible, esta relación ha de ser continua, conjunta y con objetivos compartidos
  • La escuela de negocios no solo debe quedarse en nombrar o destacar miembros o alumnos de la misma, que logran ciertos cargos o éxitos, como medida publicitaria de promoción de la propia institución, sino que creo ha de premiar los que lo hacen respetando los valores de la marca y castigar a aquellos
    /as que muestran comportamientos impropios de la escuela en la realidad empresarial
  • Debe quedar perfectamente definido el estilo, la forma, la manera de hacer negocios de los alumnos en la práctica empresarial. Han de ser reconocibles las maneras de un profesional de que escuela proviene. Eso se debe transmitir en todos los programas formativos y encuentros profesionales de la escuela
  •  Las escuelas de negocios deberían tener líneas de negocios dirigidos a solucionar problema empresariales (consultores, comercialización de aplicaciones empresariales, etc…). Esto me parece importante pues es la forma de confirmar y exponer a actuales y futuro alumnos/as de que la escuela no solo es capaz de enseñar, sino que además es capaz de llevar a la práctica aquello que enseña, por no olvidar que es una forma de contacto empresarial directo y de valor incalculable, que seguro mejorará las prestaciones de la propia escuela de negocio
  •  El networking de calidad entre miembros de la escuela posee un carácter estratégico e imprescindible para el aumento de valor de la marca del centro. Todos conocemos escuelas de negocios muy relevantes que realmente su valor esta en las prestaciones e influencia del networking que realizan entre miembros de la institución.
  •  Las escuelas de negocios han de desarrollar y poseer herramientas que favorezcan ese networking, diseñar planes de comunicación internos y externos para los miembros de la institución, app sociales de relación (poseer una red social multifuncional por ejemplo), fomentar encuentros, acciones de responsabilidad social corporativa compartidas, etc…
  • La escuela a nivel técnico para el diseño, la impartición de sus clases y desarrollo de programas en general ha de tener muy definidos los parámetros de calidad, grabar todas las clases y revisar si los cánones de calidad se cumplen o no
  • Tener un modelo didáctico y metodológico definido y personalizado para la formación que han de respectar los profesores propios y colaboradores
  •  La innovación, la creatividad, la búsqueda de talento orientado, la apuesta por evolucionar hacia la excelencia en todos los aspectos, ha de ser grandes preocupaciones de este tipo de organizaciones
  • Establecer comportamientos, actitudes, trabajos que permitan al mercado diferenciar a la escuela de cualquier otra, si no consigue esto es que no va por el camino adecuado
  •  Las escuelas de negocios han de ser modelos o referentes no solo ante el tejido empresarial, sino también ante la comunidad en general. Por lo que ha de cuidarse de que ninguno de sus miembros falten o desmejoren la imagen de la institución ante la sociedad

Las escuelas de negocios son entes absolutamente necesarios e imprescindibles para la economía de un país como ya os he comentado, son fundamentales para el nivel de competitividad del tejido empresarial, es por ello que si se les adjudica un rol tan solo formativo su aportación no será la adecuada, será insuficiente para su misión.

Estas organizaciones han de responsabilizarse y adquirir un rol educativo multi-aristas, que influya no solo en el aspecto conocimiento, sino también en el desempeño actitudinal, comportamental, etc., del alumnos/a, así como seria necesario todo esto para que cada empresa envíe sus trabajadores a aquellas escuelas que realmente sean coherentes con los valores, formas de actuar y manera de entender los negocios de la propia empresa.

Estas nuevas responsabilidades y funciones suponen más complejidad y exige mayor exigencia en todos los ámbitos para los centros formativos, pero también provocaran rendimientos más acordes con las exigencias de los mercados. Las escuelas de negocios habrían de ser como los clubes de futbol, identificables y diferenciados en su formas de juego, con valores propios que dirigen su actividad deportiva y gerencial, con una filosofía definida para la cantera, en definitiva deberíamos de identificar con claridad quien procede de que escuela, según sus formas y comportamientos, actitudes. Todas las instituciones que no se dirijan en el sentido que os comento, podemos asegurar que de escuela de negocio solo tendrá el nombre, pero no aportará valor añadido para la competitividad de sus clientes, ni del tejido empresarial.
@rafacera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s