Otra vez elecciones, síntoma de liderazgos ineficientes!

PROBLEMA: Seguramente el próximo 26 de junio de 2016 se celebrarán nuevas elecciones en España tras la incapacidad de los líderes políticos de formar gobierno. Esto conlleva la duplicación de costes económicos para las arcas públicas (por no mencionar los costes de no tener gobierno), pero esas nuevas elecciones tampoco garantizan formar un gobierno pronto, pues no parecen vaya a provocar un nuevo escenario político en sus resultados, por lo que igual recorremos un largo camino para llegar al mismo lugar, para estar igual que hace 10 meses. ¿Qué podemos extraer como conclusiones desde el punto de vista de liderazgos de lo sucedido para no poder formar gobierno?

opinion lideres politicos

Las conclusiones que podemos extraer de lo sucedido (la no formación de gobierno) son múltiples y muy matizables. Desde mi punto de vista lo que me parece estar claro es que el objetivo que se planteaban los 4 principales partidos políticos (si verdaderamente pretendían formar gobierno) no se ha logrado, por tanto en primer lugar podemos decir los liderazgos de esos partidos han fracasado en su misión.

Cada uno de ellos han utilizado estrategias diferentes, mientras que unos esperaban por inacción la consecución del fin, otros se han mostrado activos y receptivos a negociar para llegar a acuerdos. Ninguna de las estrategias son criticables, lo que sí parece claro es que todas ellas son inapropiadas (unas como estrategia en sí y otras, por un desarrollo o una implementación inadecuada, no falla la estrategia en sí, sino como se ha puesto en marcha) pues en este caso todas han fracaso.

Lo que si he podido apreciar en los diferentes líderes de los distintos partidos políticos es en los 4 casos, la presencia de lo que llamo liderazgos no orientados al objetivo.

Cuando un líder posee un objetivo pone todo su arsenal de recursos a disposición de este logro, no ha sido el caso en ninguno de los 4. Ha preocupado en estos 4 líderes más aspectos colaterales que nada tiene que ver con el liderazgo, que el propio trabajo de un liderazgo eficiente, como el mostrar fuerza, se ha cuidado el ego de cada líder más que el fin perseguido, mantenerse fijo en sus posiciones sin ceder como muestra de “coherencia”, los grupos de trabajo no han sido los adecuados, las directrices que se han dado a estos grupos no respetaban el objetivo como por ejemplo utilizar el recurso de la culpa es del otro, no afrontar las negociaciones de forma abierta, mandar a colaboradores a justificar acciones que debieron defender el líder, etc… en definitiva, actos, hechos que no tienen nada que ver con los liderazgos efectivos como os digo.

Da la sensación que al menos en algunos casos no interesaba la formación de gobierno, quizás esperando mejores escenarios, esto, de ser así, nos delataría la presencia de líderes políticos que anteponen intereses individuales ante los públicos y son por estos por los que se le pone a liderar a sus partidos y no lo olvidemos, por el que le pagamos los ciudadanos.

Las nuevas elecciones creo que no van aclarar nada que se dará un panorama político muy parecido, lo que puede que cambie, de ser esto así, es que a los líderes les dará vergüenza entrar en bucle y repetir idénticos comportamientos y discursos por lo que llegaran a acuerdos que ahora mismo podrían haber concretados.

Esa es mi previsión en cuanto a los resultados en la repetición de las elecciones, con todos los costes, insisto no solo económicos, que esto va a suponer, pero lo que más me preocupa es que han mostrado los lideres una incapacidad de llegar a acuerdo impropia de personas, profesionales, que deberían tener las negociaciones y los acuerdo como funciones diarias y habituales de su trabajo. ¿Cómo nuestros líderes políticos no saben encontrar el acuerdo?, esa incapacidad mostrada en las negociaciones con otros que piensan diferente, pero que tienen un proyecto común definen mucho a los líderes. Como podemos asumir los ciudadanos líderes que creen que no hacer nada es la solución a los problemas/retos o ver con tranquilidad a líderes que decían ser y actuar con otras formas y para el bienestar del país, para ver que eso no es cierto, que sólo esa forma de presentarse es parte del discurso, no de los hechos.

Lo que está claro es que estos comportamientos y decisiones dará pie (otra vez) en Europa y resto del mundo a que se justifique todos los prejuicios que sobre nuestra forma de ser tienen.

Los líderes son líderes porque sus organizaciones delegan el poder en ellos para la consecución de unos objetivos. No son líderes por la situación jerárquica que poseen en esas organizaciones. Yo, que siempre soy de evaluar no solo por las intenciones sino por los hechos constatados, con lo vivido se muestra el nivel de liderazgo mostrado por los cuatros principales referentes políticos en nuestro país, y el trabajo realizado por estos ha sido es cuando menos inapropiado, ineficiente. El liderazgo es la capacidad de ganarse la voluntad de los demás y este no es el camino, no se pueden ganar nuestra voluntad diciendo que nos hemos equivocado a la hora de votar, que vayamos a votar otra vez, cuando esos que llamamos líderes no pueden convivir con otras ideas, cuando solo se presentan como resolutivos cuando solo deciden ellos, así no se puede liderar, esos líderes no garantizan el cumplimiento de su trabajo. ¿Qué hubiese pasado en una empresa seria si se da el caso de que sus líderes no alcanzan acuerdos en beneficio de las necesidades de la empresa que lideran?

Estos líderes políticos que no han llegado a acuerdos, son las personas que en unos meses tendrán que formar gobierno (porque de no ser así entonces…) y que además tendrán que gobernar, ojo gobernar!, algo mucho más complicado que asignar funciones y sillones, tendrán que tomar decisiones consensuadas, llevar al parlamento propuestas de leyes y aprobarlas, debatir, establecer comisiones parlamentarias, definir objetivos y rutas de actuación, en definitiva, trabajar por conseguir bienestar social para la población, pues esa es su única y obligatoria finalidad, para eso son elegidos, esa es su responsabilidad.

Lo que pienso es que de seguir manteniendo los referentes políticos elegibles el estilo directivo utilizado en estos meses, preparémonos para una de las etapas más negra de nuestro país por desgobierno, por falta de operatividad, pues el liderazgo expuesto por todos ellos, el que han mostrado en estos meses es claramente ineficiente, inadecuado y en ocasiones anacrónico para lo que demanda los tiempos que corren, para conseguir ese fin por el que los elegimos, que no es otro que el de potenciar nuestro país y mejorar las vidas de sus ciudadanos. Así no, con ese estilo de liderazgo no!
@rafacera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s