REVÁLIDA PARA LAS EMPRESAS: SIGUES O TE ECHO

PROBLEMA: Estamos asistiendo a la instauración de la cultura digital. Sí es cierto que todavía esta cultura no ha calado de igual manera entre todos los colectivos o segmentos de personas, pero es una cuestión de tiempo, que esta se imponga en el mercado. De hecho, se ve cómo se está produciendo un gap/brecha de competitividad entre empresas que han asimilado y llevado a sus modelos de negocio la cultura digital y las que se resisten a hacerlo. Esto plantea un enorme problema de velocidades en cuanto a la solvencia profesional de nuestras empresas que se traducirá en niveles de competitividad dispares.

 

Es evidente que la cultura digital ha llegado para quedarse, que la forma de hacer negocios a través de la red y de dispositivos es una realidad y que posee unos crecimientos exponenciales y no solo en ventas, sino en la forma de informarnos, en la forma de que nos atiendan, en la forma de valorar la reputación de ofertas que nos llegan. En todas estas cuestiones, la cultura digital presenta nuevos recursos, rendimientos, resultados, donde la cultura tradicional no puede obtener esos mismos niveles de valor.

Como todas las evoluciones culturales, la digital, tuvo principios donde solo fue aceptado o tenía cabida entre frikis de la tecnología o simplemente innovadores. Un grupo reducido que no la hacía excesivamente atractiva dicha cultura para el resto del mercado, en la actualidad, pero fundamentalmente en “los próximos días”, tomaremos todo lo que no sea digital como algo obsoleto o de long tail (para clientes residuales)

Es por ello que atendiendo al problema que os planteaba, me da la sensación de que se están estableciendo dos velocidades cuando menos, entre empresas. Las que incorporan con naturalidad y asumiendo esa cultura digital y esas otras, que incluso pueden que utilicen algunas de las herramientas digitales para relacionarse con clientes, proveedores, comunidad, etc… pero que no están haciendo la transición necesaria a esa nueva cultura digital.  Estas empresas en el mejor de los casos ven como interesante esas herramientas que utilizan, sin embargo, su gran derrota vendrá de la mano de no actuar interiorizando que significa la nueva cultura que se impone y todo lo esto conlleva de cara al cliente y a su propia organización.

Este gap que se está produciendo entre los diferentes tipos de empresas, en la que obviamente, existe un continuo de empresas que poseen más o menos relación con lo digital. Es bastante habitual que entre algunas de mis empresas-clientes con déficits en cultura digital, me comenten: “Rafa, mis clientes no son habituales de redes, ni de utilizar dispositivos para relacionarse o comprar por internet!”, y sin duda es un argumento de peso para relajarse en cuanto a la incorporación de nuevas forma de entender esta cultura, pero sin embargo, siempre les comento que de no hacer una transición ordenada, segura hacia esa forma de comportarse, provocará que cuando se quieran dar cuenta, estarán fuera del mercado por muchas y diferentes razones.

Existe un proceso obvio y asumido por todos, por el que la empresa se adecua (se debe adecuar) a las necesidades, hábitos y deseos del cliente, pero este cliente no está exento de influencias, en ocasiones, obligaciones de su entorno y por tanto también debe existir un proceso pedagógico desde la empresa para mejorar prestaciones y servicios para generar valor en sus clientes. Eso pasa por invitar a esos clientes a utilizar nuevas herramientas, a fomentar nuevas formas de entender la venta, a recompensar con nuevas maneras de obtener más, con otro esfuerzo. Esa bidireccionalidad (interacción) cliente-empresa aun justifica más preocuparnos y no tomarnos muy en serio el hecho de tener que emigrar a hacia nuevas formas de hacer y de pensar, que se van a imponer de forma rotunda, que ya lo ha hecho en muchos sectores u organizaciones, por lo que será condición sine quo non si la empresa desea ganar en competitividad, si quiere crecer, es más, si quiere seguir existiendo, pues en poco tiempo no tendrá más remedio que pensar en términos digitales para estar en el mercado.

Ya he comentado en alguna ocasión, que actuar de forma digital que incorporar esta cultura de lo digital a nuestra empresa y modelo de negocio, no supone olvidar ciertos preceptos que en lo tradicional han dado buenos resultados, simplemente se trata de incorporar o reformular lo que nos sirve de lo tradicional, a lo digital, es decir traducirlo a nuevos escenarios, provocar una nueva organización, nuevas formas de comportamientos, utilizar nuevas herramientas y sin duda, todo ello generará una manera de entender la empresa que nada tiene que ver con lo convencional o lo visto hasta ahora. Cuestiones como la personalización, la satisfacción del cliente, el crear oferta de valor, la eficiencia, la adecuada gestión, todo esto son (seguirán siendo) premisas o conceptos fundamentales en la lucha por la competitividad y que tendremos que mantener para obtener buenos resultados, pero tendremos que traducirlo a los preceptos que la cultura digital nos demande u obligue. Olvidar estos factores de valor en la nueva cultura no sería conveniente, pues solo tendríamos como resultado no una evolución necesaria, sino una “inmolación mortal” para la empresa.

Por tanto, creo que todas las empresas necesitan tener presente que lo digital es algo que se debe incorporar, cambiar, revisar, modificar o simplemente adaptar al modelo de negocio actual de esas empresas, pero no solo eso, sino que esta evolución tiene que incidir o provocar cambios en la forma de tomar decisiones, en su día a día, en su gestión interna, en la forma de relacionarse con el entorno.

Definitivamente esta nueva cultura de lo digital hará que su empresa sea diferente a lo que ahora es, por lo que cuanto antes lo haga esa transición, más posibilidades tendrá de incluirse entre las que tenga más posibilidades de seguir adelante, de no ser así, de no hacerlo o hacerlo tarde o de forma inadecuada, no pasará esa reválida que ahora mismo se está planteando para su empresa, si no la supera, verá menguar sus resultados y su competitividad o en el peor de los casos simplemente le echará del mercado.
@rafacera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s