¿Qué es imprescindible que aporte una adecuada formación gerencial?

PROBLEMA: Son múltiples las opciones que alguien con responsabilidades gerenciales o con deseos de tenerlas en un futuro, posee para formarse en temas de dirección. El problema se plantea cuando parece que esta disciplina, el management o la de dirección de organizaciones parece que esta teniendo cada vez menos interés entre los profesionales, parece estar demodé. ¿Quizás por qué ya está todo dicho y enseñado en este ámbito?, ¿quizás por qué parece una tarea antigua y superada? Este menor deseo por aprender o interés por potenciar nuestras capacidades en la dirección de organizaciones, genera un tejido directivo de menor calidad y menos competitivo, en el arte del management, aspecto fundamental y prioritario para la competitividad de nuestras empresas.


Como sabéis parte de mi tiempo de trabajo lo dedico a la formación de directivos, asi como de otros muy diversos colectivos en temas de dirección, de comercialización, de innovación, etc… Es por ello que tengo relación frecuente con alumnos/as profesionales (otros con menos experiencia laboral) por lo que puedo evaluar sus oportunidades profesionales, sus amenazas, sus deseos, sus carencias y sin duda sus capacidades y talento.

Es fácil encontrarme con emprendedores de poderosas ideas y potentes planes de empresa con carencias directivas tan importantes, que harán que su proyecto en un futuro cercano fracase. Veo y comparto mi tiempo con profesionales de las nuevas tecnologías, que son magníficos tecnólogos con soluciones de gran valor empresarial, que no son capaces de abordar la aventura de dar forma a su talento técnico en forma de empresa y pienso que sin duda de abordar ese proyecto, seguro que tendrían mucho, mucho éxito, esos sí, con una mayor capacitación directiva o gerencial. Son con esos mismos profesionales, la mayoría de ellos/as, los que cuando ves su plan personal de formación, en lo que tiene previsto formarse, ves que proliferan la intención o están haciendo programas muy técnicos sobre la última tecnología, o aspecto como vender un producto, o simplemente la formación elegido siempre se ajusta a la última tendencia en el mercado, que no siempre coincide con sus necesidades profesionales. Y eso no es malo, es solo insuficiente para sus carreras. La formación gerencial es una troncal que debe abordar todas personas que tenga interés en el mundo de la empresa y de la organización en general y no cualquier formación gerencial es válida para este objetivo, ya os digo.

Igualmente, como os podéis imaginar también comparto bastante tiempo con directores/as académicos de escuelas de negocios que me comentan estos descensos de alumnos en los programas gerenciales o de dirección. Es con estos profesionales, cuando planificamos los programas directivos y tratamos de dotar a estos de la mayor vigencia y peso profesional, siempre priorizando sobre las principales necesidades y las principales herramientas que debemos facilitar al alumno para que sea efectivo y eficiente en su trabajo, así como para que amorticen con creces la inversión de tiempo y dinero que hacen en esos programas directivos.
En mi opinión profesional, y es lo que siempre trato de trasladar a estos directores académicos, la formación gerencial tiene que garantizar al alumno:

  • La facilitación de las herramientas y visiones adecuadas para que el alumno pueda crear su propio modelo de empresa, en el que crea y el que quiera desarrollar en su etapa profesional. Para ello el equilibrio a aportar entre experiencia y “teoría” a incluir en el programa es importante para conseguir este objetivo
  • Las formación gerencial debe hacer participar en su programa a profesionales, formadores, técnicos, muy dispares en los modelo de empresa que defienden, eso provocará que el alumno verá las diferentes alternativas que se pueden ofrecer para que él/ella “construya“ la suya propia
  • El programa gerencial tiene que enseñar la necesidad de equilibro a la hora de dirigir que hay tener en las decisiones sobre los colectivos estratégicos de la organización, clientes, trabajadores, sociedad y accionistas. Programas que enseñen a como beneficiar solo a uno de esos colectivos nombrados, no son programas directivos son otra cosa
  • La formación gerencial se tiene que plantear como prioridad que enseñar supone una gran responsabilidad y que posee un gran impacto en el alumno por modelaje, por lo que no solo es importante enseñar a dirigir una empresa y hay que dotarlo de un sentido ético que marcará la escuela de negocio responsable del programa. La ética en los negocios y en la dirección ha de ser una cuestión prioritaria y s probable que en poco tiempo sea lo que diferenciará a una escuela de otra, a unos directivos de otros. Al éxito del fracaso
  • En la formación gerencial actual para directivos existe un bajo peso en el componente humano, eso es inadecuado pues lo que se dirige de forma directa o indirecta son personas, sus ideas, sus motivaciones, sus diseños, sus rendimientos, etc… por lo que no enseñar a entender, comprender, motivar, dirigir a las personas provoca malas finanzas, producción ineficiente, falta de talento en las empresas, éxito o fracaso, etc…
  • Hay que incorporar las herramientas como las nuevas tecnologías como apoyo a una dirección más eficiente y competitiva, es algo que en muchos programas se olvidan. De hecho, una de las carencias más importantes que posee nuestros directivos es alejamiento de estas nuevas tecnologías, entendiendo que eso debe ser solo responsabilidad de un determinado departamento o profesional. Nada más alejado de la realidad
  • Los programas gerenciales deben exigir al alumno que no trabajen con todos los datos, que se enseñe a investigar, a incorporar la creatividad como una herramienta más de trabajo, a “buscarse la vida”, a saber relacionarse, a que sus comportamientos los dirija sus valores, a ser coherentes, a tomar decisiones eficientes, a aumentar su capacidad de tolerancia a la frustración, a estar fuera de su zona de control de forma habitual y en diferentes escenarios, a entender que los directivos no son más que una pieza más en el encaje de la empresa… a todo eso hay que enseñar

Es época en la que comienzan muchos programas formativos relacionados con la empresa en general y para directivos en particular, por lo que he pensado que era necesario comentar mi opinión con vosotros, sobre cómo se debe enfocar la formación gerencial que muchos vais a iniciar ahora. Si no obtenéis todo lo que os he comentado en este post, demandarlo en vuestro programa.

Aprender a dirigir debería ser obligatorio para todos/as los que pretendan tener una carrera profesional que le satisfaga. No es una competencia que simplemente se tiene o no se tiene, se sirve o no sirve, innata, y por supuesto no cualquiera puede desarrollar esa función por muy buenas ideas que tenga, por lo que es muy necesario perfeccionar cada cierto tiempo eso que llamamos, saber dirigir. Y tú ¿ya aprendiste a dirigir?
@rafacera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s