Es una verdad a medias, eso pienso…

NIVEL DEL POST: PARA TODOS/AS

PROBLEMA: He vuelto a escuchar hace pocas fechas la lapidaria frase: “el empleo y la riqueza la crean los empresarios”. Esa creo que es una creencia generalizada para muchas personas, sobre todo, entre el colectivo de empresarios. Esa creencia me lleva a hacerme la pregunta, ¿realmente son los empresarios los únicos responsables de crear el empleo y la riqueza de este país? Intentaré argumentar mi respuesta a esta pregunta, según mi visión

Hace pocas fechas, con motivo de la publicación Forbes (personas más ricas del mundo), escuché la frase que os comento más arriba, esas eran las palabras que pronunciaba en una conferencia, un conocido empresario español que aparecía distinguido en esa lista, es un empresario que sin duda ha creado un gran imperio y que ha sido capaz de generar mucha riqueza, muchísima. Es un personaje muy relevante en el tejido empresarial español, y que como toda persona que tiene éxito, y este señor tiene mucho en su actividad, sus palabras son escuchadas con mucha atención y se le concede gran veracidad a todo lo que comunica, por los méritos que acumula. Las palabras que dijo este empresario en la conferencia son las que recojo en el problema del post, “el empleo y la riqueza la crean los empresarios”.

Mi respuesta ante la escucha de estas palabras fue casi intuitiva, “señor, creo que se equivoca, la riqueza y el empleo la crean las empresas, no los empresarios/as”. No es baladí, ni de poca importancia la diferencia, y os explico por qué.

Centrar el mérito en exclusiva de la creación de riqueza y de empleo en el empresario supone:

  • La necesidad de establecer estrategias entorno a este y no entorno a la organización, para mayor riqueza y empleo.
  • Se traslada la idea estratégica de que, si esto es así, el empresario es el generador de riqueza y empleo, cuanto más cuidemos los intereses de los empresarios/as se propiciará mayor empleo y riqueza. Esto es falso, lo demuestra los datos
  • Se le otorga un cariz de importancia y relevancia excesivo a un colectivo, que, siendo muy importante, no puede ser lo prioritario, lo realmente decisivo ha de ser la empresa y su competitividad
  • Obviamente son los emprendedores y empresarios son los que inician los procesos de generación de riqueza y empleo a través de sus empresas, pero son las estrategias utilizadas en esta, los trabajadores que posea, los clientes, la eficiencia, la relación con la comunidad, etc. los que determinan que niveles se alcanzan de riqueza, así como a través de otros factores, determinan que empleo crea y de qué tipo.
  • No entender la necesidad de establecer un nivel de equilibro entre los intereses de los trabajadores, empresarios, clientes y comunidad para lograr buenos resultados, crea relaciones inadecuadas que afectan a la competitividad de la empresa
  • Crear un estatus preferente del empresario a diferentes niveles, legislativos, judicial, fiscal, social, desde la sociedad, que solo harían generar aún más desigualdades, no acordes con la realidad y necesidades de la empresa. El empresario es un colectivo más, importante, necesario, pero no suficiente, es un colectivo más necesario en la creación de riqueza
  • El colectivo de los empresarios hay que cuidarlo y mucho desde diferentes ámbitos, pero como ese cuidado genere desequilibrios nocivos en su relación con respecto a clientes, comunidad, trabajadores, proveedores, etc. se provocarán problemas sociales, laborales y de bienestar en la sociedad, que se volverán contra los intereses de la empresa, de la organización

Siempre he defendido que una empresa crea su propia personalidad , y que esta, no siempre coincide con la del empresario o fundador. Por lo que el nivel de incidencia sobre ella, en muchas ocasiones, del propio empresario es relativo. ¿Por qué? Pues por la sencilla razón de que la empresa, las organizaciones en general, siempre se dejan influenciar por todos los colectivos de que, de una forma u otra, la hacen funcionar. Si esta premisa es cierta, y lo es, lógicamente el rendimiento también se deberá a los colectivos que forman parte de esa empresa, por ende, la riqueza y empleo que sin duda son resultado del trabajo de la empresa, tienen muchos padres y madres. Hay empresarios que no tienen ninguna transcendencia sobre su organizaciones o empresas, otros, sin embargo, si poseen mucha influencia sobre estas y funcionan bien gracias al empresario. Ambos tipos de empresas crean riqueza y empleo, con responsabilidades dispares de sus empresarios en este cometido.

Sería muy miope por mi parte no aceptar la importancia de los empresarios de cara al sistema económico de un país, por supuesto que son muy importantes, y que cuanto más y mejores empresarios tengamos, más y mejores economías produciremos, pero no es menos cierto que los empresarios no son más importantes que otros colectivos, que sin duda aportan mucho para alcanzar niveles de riqueza.

No creo en esa imagen que se pretende dar desde muchos foros de asignar a los empresarios y CEOs de las empresas una imagen como de verdaderos supermanes en la lucha contra la adversidad y como únicos causantes del buen nivel económico del país, no me parece que esta imagen se ajuste a la realidad. Creo, que esta es una imagen interesada que surge desde diferentes foros y se pretende dar por muy diversos motivos, pero que en absoluto es real, pues el empresario no es nadie sin la empresa y todo lo que ella incluye.

Es cierto que parte de la creación de riqueza y empleo se debe a los empresarios, pues si no hay empresarios, no hay empresas, y por ende, no hay riqueza. Pero no es menos cierto que empresarios por si solos no son capaces de generar riqueza, requieren de empleados funcionales y productivos, necesitan de clientes que le compren, requieren de diferentes políticas y ayudas de las administraciones para funcionar, deben estar a bien y cumplir con lo que la comunidad les exige.

Hay empresarios que por sus capacidades y talento han creado mucha riqueza y mucho empleo, así como empresarios nefastos a los que se les ha adjudicado estos mismos méritos, pues tuvieron la suerte de que la empresa, respondió por encima de las posibilidades y talento del propio empresario que la dirigía o era el propietario.

Por tanto, creo que mi postura deja claro que la riqueza y el empleo las crean las empresas y su nivel de competitividad y no solo por los empresarios o sino también en ocasiones a pesar de ellos. Soy de la opinión que necesitamos muchos, muchos empresarios, que todo lo que se haga para favorecer el aumento del número de estos es bueno, necesario y prioritario para nuestra economía, pero también debemos tener presente que estos empresarios han de ser buenos profesionales, eficientes, talentosos, que de igual manera que se les debe prestar ayuda, han de respetar escrupulosamente las condiciones legislativas y éticas para el desarrollo de su trabajo, pues además de ser capaces de influir en el nivel de riqueza y empleo que se crea, también son responsables de repartir esa riqueza y de definir la calidad de esos empleos , lo cual es de vital importancia para el bienestar de un país.

Con lo argumentado a lo largo del post, parece claro que debemos apostar por la competitividad de las empresas como origen y causa de la riqueza y el empleo creado, y no plantearnos como exclusivo y prioritario tan solo mejorar las condiciones que afectan a los empresarios, ese es el gran reto económico, ubicar adecuadamente las prioridades estratégicas que provoquen mayor bienestar para todos/as.

¿Y tu que piensas sobre esto?, me gustaría conocer tu opinión, por favor vota

@rafacera

 

 

 

 

 

Anuncios

2 thoughts on “Es una verdad a medias, eso pienso…

  1. EMPLEO DEL GÉNERO NO MARCADO (MASCULINO) ES SUFICIENTEMENTE

    [1]En el Manual de la “Nueva gramática de la lengua española” publicado por la Real Academia Española, (pág. 25, Madrid, 2010), se dice que en el lenguaje político, administrativo y periodístico se percibe una tendencia a construir series coordinadas constituidas por sustantivos de personas que manifiestan los dos géneros (amigos/amigas, diputados/diputadas, alumnos/alumnas), el circunloquio es innecesario puesto que el empleo del género no marcado (masculino) es suficientemente explícito para abarcar a los individuos de uno y otro sexo.

    1. Gracias Juan por la apreciación que conocía, de todas maneras he de reconocer que tratandose de un tema tan vinculado con el género masculino esto del empresariado, me gusta destacar a través de esta manera la presencia importante del género femenino en este ámbito. La RAE dice que no es necesario y yo creo que en ciertos terrenos sociales creo que si y por eso lo intento enfatizar de esta humilde manera. Gracias por tu comentario y apreciación que creo importante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s